• Alivio para Temer por rechazo en Diputados

Una comisión de aliados bloqueó la denuncia penal contra el presidente brasileño

Por 39 votos a 26, la comisión aprobó el informe para rechazar la denuncia penal por obstrucción de la justicia y asociación ilícita contra Temer. De todos modos, la denuncia será sometida al pleno de la Cámara baja la semana que viene.

Una comisión de la Cámara de Diputados aprobó por 39 votos a 26 el informe para rechazar la denuncia penal por obstrucción de la justicia y asociación ilícita contra el presidente brasileño Michel Temer, un pleito que, de todos modos, deberá ser sometido a la voluntad del pleno la semana que viene.

El presidente hizo valer su mayoría en la comisión, que aprobó el informe rechazando la denuncia del ex fiscal general Rodrigo Janot, quien acusa al presidente y también a su jefe de gabinete, Eliseu Padilha, y al secretario general de la presidencia, Wellington Moreira Franco. De todos modos, pese a que la posición del oficialismo fue victoriosa, el trámite obliga a que la Cámara de Diputados vote sobre la denuncia en una sesión, y, en caso de que sea aceptada por dos tercios de los votos, Temer deberá ser apartado del cargo por seis meses para ser juzgado en ese lapso por la Corte suprema.

Temer ya sobrevivió a una votación similar en junio por una denuncia de corrupción, por pedirle y recibir sobornos al empresario Joesley Batista, hoy detenido tras haber violado el acuerdo de delación premiada con el que había imputado al presidente.

Incluso si es rechazado en el plenario, una vez terminado el mandato (31 de diciembre de 2018), la denuncia será encaminada al Poder Judicial.

El informe del diputado oficialista Bonifacio Andrade, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) logró la mayoría de los aliados de Temer, quien había calificado a la denuncia como un “golpe a la democracia” por parte del ex fiscal Janot, que dejó el cargo el mes pasado.

La acusación que se trata ahora incluye a Temer como líder de una asociación ilícita del Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB) que desvío dinero público y privado para la corrupción desde al menos una década por unos 160 millones de reales de las estatales Petrobras, Caixa Económica Federal, y la eléctrica Furnas,

Desde la o posición, el diputado Paulo Pimenta, del Partido de los Trabajadores, dijo que el actual gobernante es parte de una “organización criminal”.

“La denuncia no procede, va en contra de la Constitución por no tener fundamento”, dijo el autor del informe, Andrade, al igual que el abogado de Temer, Eduardo Carnelós, quien espera que “la era arbitraria de la Procuración General de la República se termine”.

La oposición denunció un acuerdo entre el PMDB de Temer y el PSDB del senador Aecio Neves para salvar a este último en su cargo, tras haber sido apartado por la corte. Neves, presidente del PSDB, fue separado del cargo por haber sido grabado pidiendo coimas al empresario Batista y el Senado, con el apoyo del PMDB de Temer, logró darle sobrevida en el cargo.

Según el número dos del país, Rodrigo Maia, presidente de la Cámara de Diputados, la semana próxima puede votarse en el plenario la denuncia contra Temer, quien, pese a que la crisis política está posada sobre Brasilia, tiene por segunda vez amplias chances de supervivencia frente una nueva denuncia.

El presidente brasileño no fue el único funcionario favorecido por una decisión de la justicia de su país. Ayer La Justicia de Brasil dedidió  liberar a Carlos Nuzman, ex presidente del Comité Olímpico Brasileño (COB), quien en la víspera había sido denunciado por la Fiscalía por presunta participación de una trama de compra de votos para elegir a Río de Janeiro como sede de los Juegos Olímpicos de 2016.

La decisión de los magistrados fue publicada en la cuenta de Twitter del Supremo Tribunal de Justicia, que entendió que la prisión preventiva decretada hace 10 días contra Nuzman “era un medida desproporcionada con relación a las imputaciones de la denuncia”.

Sin embargo, la orden de liberar al histórico dirigente deportivo que presidió desde 1995 hasta hace 15 días el Comité Olímpico Brasileño (COB), será acompañada de medidas cautelares como entregar su pasaporte, además de tener prohibido mantener contacto con los otros investigados en el proceso en su contra.

De acuerdo con el periódico O Globo, Nuzman, de 75 años, tampoco podrá ejercer cualquier actividad referida al Comité Río 2016, el cual también presidió, y al COB. La medida incluye la prohibición de ir a las sedes o filiales de los dos organismos deportivos.