Tras conocer una sentencia que esperaron por varias semanas, la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE), el Sindicato de Educadores Costarricenses (SEC) y la Asociación Nacional de Educadores (ANDE) afirmaron que la huelga de los educadores entra de nuevo en la condición de “presunción de legalidad” lo cual es un triunfo para el Magisterio Nacional y toda la clase trabajadora en su lucha por la justicia fiscal.

El fallo del Tribunal de Trabajo del Segundo Circuito Judicial de San José sobre la huelga del magisterio en contra del Plan Fiscal, se conoció hasta este lunes por la tarde pero la sentencia había quedado en firme el pasado 16 de noviembre.

En la fundamentación, el Tribunal señala que encontró errores que motivaron la anulación. El nuevo fallo explica que en la sentencia anterior se dieron por ciertos, hechos que no fueron bien explicados, ni fundamentados, ni probados por el juzgado de primera instancia.

Con relación a la prueba que sustentó la declaratoria de ilegalidad, el tribunal laboral precisó que no se analizó en forma adecuada prueba aportada en un CD, que condujo a esa declaratoria y que sirvió a los sentenciadores de esa instancia, a afirmar su “total convicción” sobre actos de violencia ocurridos durante las manifestaciones y bloqueos en las calles, en varios puntos del país. Según el nuevo fallo hubo otros aspectos de la sentencia no fueron debidamente fundamentados.

Reacción del MEP

El Ministerio de Educación Pública (MEP) señaló que tal como lo había adelantado, respeta el fallo del Tribunal de Trabajo pero volvió sobre su principal argumento en contra de los educadores que se mantienen en huelga, al señalar que más allá de los fallos judiciales, que son importantes, “están miles de estudiantes que tienen el derecho a recibir lecciones, conocer sus calificaciones y finalizar el año lectivo”.