Congreso recibió proyecto de Ley de Cine que impulsará la producción cinematográfica y audiovisual

Solo dos días después de la clausura de la sexta edición del Costa Rica Festival Internacional de Cine CRFIC 2017, fue presentado ante el Congreso el Proyecto de Ley plantea la creación de la Cinemateca Nacional, un fondo de fomento a la producción audiovisual así como la redistribución del Impuesto a Espectáculos Públicos para impulsar el desarrollo del sector.

Autoridades de Cultura y del Centro de Cine acompañados por diputados durante la presentación del proyecto de Ley.

Diputados y diputadas de diversas fracciones legislativas presentaron oficialmente este 19 de diciembre la “Ley de Cinematografía y Audiovisual”.  Este proyecto busca promover la actividad cinematográfica y audiovisual de forma sistémica en todo su ciclo creativo-productivo, desde la producción, distribución y exhibición, hasta la conservación y difusión del acervo cinematográfico; además, pretende promocionar la educación cinematográfica y audiovisual, formar públicos, fomentar la investigación, promoción y los emprendimientos culturales.

El instrumento que desde hace más de 30 años se ocupa en específico de este sector lo constituye la Ley de Creación del Centro Costarricense de Producción Cinematográfica, que data de 1977. Justamente, este nuevo proyecto de ley busca modernizar la institucionalidad que administra el desarrollo de cine y audiovisuales en el país, para ajustarlo a las necesidades y requerimientos de hoy.

La diputada Marcela Guerrero, señaló que “este es un primer paso para darle un respaldo y una integración al sector audiovisual del país, un sector que debe tener los instrumentos jurídicos y presupuestarios para seguir desarrollándose como industria y generando empleo”.

“Mediante la presentación de este proyecto se abre un importante espacio de discusión y análisis que esperamos desemboque en la aprobación de una Ley acorde con los tiempos que vivimos, en la que se potencie el desarrollo cinematográfico y audiovisual del país,  de manera sostenida, en beneficio de este sector que cada vez acumula más logros y nos proyecta a nivel internacional” dijo Sylvie Durán, Ministra de Cultura y Juventud.

Por el fondo de la propuesta.  Entre las reformas que plantea el proyecto, se promueve que el Centro Costarricense de Producción Cinematográfica cambie su nombre a Centro Costarricense de Cine y Audiovisual (CRCA), para hacer más comprehensivo su alcance hacia nuevos medios y formatos.

Esta entidad estaría a cargo del Consejo Nacional de Cinematografía, cuya conformación integra a sectores de producción de animación audiovisual, al sector productor de documentales, ficciones o series de televisión; además incorpora al sector de exhibidores y distribuidores cinematográficos.

Adicionalmente, el proyecto de ley pretende establecer las siguientes reformas:

•       Crear la Cinemateca Nacional como programa presupuestario del CRCA para la alfabetización cinematográfica y audiovisual. Además, restaurará, preservará, custodiará y difundirá el patrimonio cinematográfico y audiovisual nacional, así como el patrimonio cinematográfico y audiovisual internacional de relevancia cultural.

•       Se creará el Fondo de Fomento para otorgar estímulos –mediante procedimientos concursales- a la producción y realización de obras audiovisuales costarricenses, así como a la distribución, exhibición y divulgación de la cinematografía y audiovisual nacionales. Este fondo contará con financiamiento en dos vías:

Se reformará el Impuesto a los Espectáculos Públicos (IEP), por lo que se extenderá el actual pago del 6% del valor del boleto a todos los cines del país, y no solamente a aquellos que se sitúan en cabecera de provincia. Además, se redistribuirá para que quede de la siguiente manera: el 40% al Teatro Nacional de Costa Rica, 22% a la Compañía Nacional de Teatro, 8% para el Museo de Arte Costarricense, 8% para el Instituto Nacional de la Música y 22% para el Centro de Cine y Audiovisual, que a la fecha no recibe recursos por este impuesto.

Creación del impuesto específico al pago por alquileres o suscripciones de material audiovisual, es decir, se propone la creación de un impuesto específico del 6% sobre el costo del alquiler de material audiovisual.

Además, se contempla que las inversiones no exitosas en proyectos cinematográficos y audiovisuales puedan acreditarse como pérdidas y que las donaciones a este tipo de iniciativas puedan ser deducidas del impuesto sobre la renta.