Los Yankelewitz llegaron pero se abstuvieron de declarar en la comisión de créditos bancarios

Bajo prevención de apercibimiento con la Fuerza Pública, Samuel y Andrés Yankelewitz, padre e hijo respectivamente, se presentaron a la audiencia ante la Comisión Investigadora de Créditos Bancarios pero se abstuvieron de responder las preguntas de los diputados en el proceso que los relaciona con una supuesta estafa del grupo Yanber a bancos públicos y privados, según el caso que instruye la Fiscalía General. 

Los Yankelewitz intentaron evitar la comparecencia por todos los medios a su alcance y al no lograrlo invocaron el artículo 36 de la Constitución Política que establece que en materia penal “nadie está obligado a declarar contra sí mismo”, para negarse a responder las preguntas de los diputados durante la comparecencia de este miércoles, en la Comisión legislativa especial.

Adicionalmente, Samuel Yankelewitz, de 80 años de edad, propietario y expresidente del grupo Yanber, investigado por la Fiscalía General por la probable estafa de ₡13.723 millones contra bancos públicos y privados, y quien ya tiene una medida cautelar; invocó la Ley de la Persona Adulta Mayor y la Convención Americana de la Persona Adulta Mayor para exigir un trato preferencial en la Comisión legislativa y forzar la aprobación de una moción para impedir que le tomaran fotos en el recinto parlamentario.

Los diputados accedieron y prohibieron que el adulto mayor fuera fotografiado por la prensa o por particulares.

Conforme avanzó la sesión el ambiente y el ánimo de los diputados se fueron caldeando ante la actitud de menosprecio que mostraron los comparecientes tanto por el trabajo de los diputados como de los fines de la Comisión Investigadora de Créditos Bancarios.

A pesar del anuncio del abogado de los Yankelewitz, José Alberto Monterrosa, los diputados formularon las preguntas pero siempre tuvieron como respuesta un invariable “me abstengo”.

En un acto de protesta por la actitud de los Yankelewitz, los diputados Julio Rojas (PLN) y Rafael Ortiz Fábrega (PUSC) abandonaron la sala de sesiones, visiblemente molestos por la actitud de irrespeto al proceso que se sigue en la Asamblea Legislativa y por la altanería de condicionar su presencia a condiciones que le impusieron a la dinámica de la Comisión legislativa.

Samuel Yankelewitz intentó otra vez, este miércoles, eludir el interrogatorio de los diputados aduciendo problemas cardíacos. El lunes (20.02.28) había presentado un dictamen médico privado que la Comisión investigadora rechazó con respaldo en un fallo anterior de la Sala Constitucional que señaló que la sola incapacidad no es suficiente para no presentarse a una comparecencia ante el Congreso.

Por este caso de supuesta estafa a bancos públicos nacionales, otros cuatro implicados descuentan seis meses de prisión preventiva.