Patria Justa rechaza participar en diálogo sobre régimen de pensiones de la CCSS

El frente sindical Patria Justa anunció este martes que no acudirá al diálogo social convocado por la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) para reformar el régimen de pensiones que administra esa institución (Invalidez, Vejez y Muerte, IVM) por considerar que la estructura de ese proceso es “rígida y hegemónica”.

“Después de analizar en detalle la propuesta realizada de participar en un diálogo social, para efectos de buscar posibles soluciones al régimen más importante de pensiones del país, el cual cobija el interés del 84 % de la población trabajadora activa para disponer de una pensión digna al momento de la jubilación, el Colectivo Sindical PATRIA JUSTA, de manera seria, responsable y honesta, ha decido no ser parte de este proceso”, señala la organización en un comunicado.

El organismo señala que la estructura de representación es una copia de la junta directiva de la CCSS: los sectores empresarial, gubernamental y laboral, integrado este último por el solidarismo, el cooperativismo y el sindicalismo.

La propuesta deja por fuera, advierte, a sectores importantes como el campesinado y a la iglesia católica.

Además, “el sector laboral que representa el interés de la masa trabajadora, se encuentra en franca desventaja” al tener que compartir su participación con el cooperativismo y el solidarismo.

El frente sindical expresó también su rechazo a algunas de las propuestas que han adelantado los jerarcas de la institución para afrontar los problemas de liquidez del sistema, tales como elevar la edad de retiro, equiparar la edad de retiro de hombres y mujeres, disminuir beneficios y aumentar la cotización obrera, entre otras.

Ese enfoque “parcial de IVM-CCSS significa aplicar en estos momentos una reducción del 1 % en el salario de las personas trabajadoras”, aseguró Patria Justa.

“Patria Justa indica a nuestros gobernantes no olvidar que las políticas de Estado deben responder a la naturaleza de la organización y valores sociales que tenemos; y que el pueblo costarricense ha luchado siempre por forjar una verdadera democracia con real paz  social, teniendo en la Caja su más sólido baluarte”, apuntó la organización, que manifestó su decisión de defender la institución, si es necesario, con “la democracia de la calle”.