Ticos compramos 147.000 vehículos nuevos en el último año

En medio del caos que viven las calles y carreteras del país, la noticia llama a la reflexión: los ticos compramos 147.000 vehículos nuevos por cifras superiores a los 1.000  millones de dólares entre marzo de 2016 y el mismo mes de 2017, según un análisis de la publicación CentralAmericaData, con base en datos de bancos, financieras y fuentes oficiales.

La revista, especializada en temas económicos de Centroamérica, indica que en el último año se efectuaron 344.000 transacciones de compra y venta de vehículos, por un total de 1.235,5 millones de dólares.

De ese total, 147.000 corresponden a vehículos nuevos. Aproximadamente el 50% de esas transacciones fueron financiadas por las entidades financieras con unos 1.000 millones de dólares.

Las casi 200 mil transacciones restantes corresponden a ventas de vehículos que ya estaban inscritos, en las que solamente una décima parte medió financiamiento. 
“Aproximadamente 60.000 de los vehículos nuevos financiados corresponden a la categoría de vehículos livianos, unos 28.000 son motocicletas y los restantes 4.000 se distribuyen entre las categorías de transporte de carga, transporte de pasajeros y en menor medida maquinaria de trabajo”, señala CentralAmericaData.
Los principales proveedores de crédito para compra de vehículos en los últimos años han sido el Banco Nacional, Scotiabank, Bac San José y Davivienda, precisa el estudio.

La ausencia de regulaciones legales al crecimiento del parque vehicular y los hábitos de consumo incompatibles con la realidad del país, hacen que la movilización por las principales ciudades y carreteras se esté convirtiendo en un viacrucis cotidiano.