• La Administración universitaria y Sindeu acuerdan regulaciones

UCR y sindicato resuelven diferencias sobre Junta de Relaciones Laborales

Luego de 50 horas de trabajo para analizar uno de los puntos considerados por el vicerrector de Administración, Carlos Araya, como “más complejos” del proceso de negociación de la nueva Convención Colectiva, las autoridades universitarias y el Sindicato de Trabajadores de la Universidad de Costa Rica (Sindeu) acordaron las normas que regirán la Junta de Relaciones Laborales (JRL).  

El Vicerrector Carlos Araya, se mostró complacido por los acuerdos con el Sindeu y el clima de las negociaciones. (Foto.UCR)

El texto aprobado el pasado jueves, define que la Junta de Relaciones Laborales (JRL) permanecerá como un órgano “bipartito, paritario y permanente” que decidirá casos disciplinarios y de derechos laborales colectivos e individuales.

Su objetivo será entregar a la jefatura correspondiente un informe de recomendación sobre la situación analizada. Seguirá siendo además un órgano con una “autonomía funcional” y “deber de imparcialidad”, adscrito a la Oficina de Recursos Humanos (ORH) en su financiamiento.

Las negociaciones para la aprobación de la Convención Colectiva que regirá las relaciones entre los funcionarios de la Universidad de Costa Rica y las autoridades institucionales, ha tropezado con varios obstáculos y parece que con este acuerdo sobre un punto considerado por el Sindeu como álgido, se allana el camino para avanzar hacia la meta de conseguir la aprobación del texto total de acá al 16 de febrero, en que vence la prórroga.

El vicerrector de Administración, Carlos Araya, se mostró complacido “estamos complacidos en la administración por llegar a un acuerdo que permite fortalecer la JRL, brindándole herramientas para que su accionar sea más efectivo y eficiente, de manera que pueda rendir informes en plazos menores a los actuales y siendo garante del respeto al debido proceso y de los derechos de las personas trabajadoras”, señaló.

Araya resaltó que llegar a un acuerdo en este tema “significa un logro en esta serie de negociaciones con el Sindeu, que permite suponer que es posible conseguir un consenso en los puntos que quedan por negociar de aquí al 16 de febrero”, fecha en que vence la prórroga de las discusiones por el nuevo texto de la Convención Colectiva.

El rector de la UCR, Dr. Henning Jensen, reaccionó en un video divulgado el viernes por la Rectoría en sus redes sociales en el que expresó su complacencia por este avance significativo en las negociaciones: (Enlace: https://www.youtube.com/watch?v=txNqL0Os8-Q)

Quedan aún por definir en la mesa de negociación de la Convención Colectiva temas como el porcentaje de anualidad, la cesantía y el reajuste salarial.

Integración y funcionamiento de la Junta

La Junta de Relaciones Laborales estará integrada por seis miembros propietarios y dos suplentes: tres propietarios designados por la administración y los otros tres por el Sindeu, con una suplencia cada uno. Los miembros podrán utilizar para estas funciones hasta 20 horas semanales de su jornada laboral. Este organismo sesionará de manera ordinaria hasta dos veces por semana y quienes lo conformen dispondrán de un nombramiento de dos años prorrogables, aunque pueden ser sustituidos por una razón justificada.

Para que un tema se solucione a lo interno de la JRL debe contar con el voto de mayoría simple, en un máximo de un mes calendario. De no ponerse de acuerdo, ambas posturas se envían a la autoridad correspondiente, quien tomará la decisión final. Con esto se elimina el Tribunal Arbitral, que antes dirimía veredictos que terminaban empatados entre los sindicalistas y la administración, pero que tardaba hasta un año para resolver un caso.

Otra novedad importante en este acuerdo radica en el proceso de instrucción de los casos presentados para eventuales sanciones administrativas.

Este ya no estará en manos de la JRL, sino que corresponderá al Órgano de Procedimiento de Instrucción (OPI), conformado por tres abogados. Este órgano se encargará de la instrucción de los procedimientos administrativos disciplinarios remitidos por la junta y que se produzcan en el personal administrativo y docente interino. Una vez concluido el análisis, el OPI rendirá a la JRL un informe de dicha instrucción con una relación de hechos probados y no probados, y los fundamentos del caso.

Finalmente, otra disposición incorporada tras la negociación será acortar los plazos de resolución de los casos que trate la JRL, tal como lo establece la Ley de Administración Pública. Anteriormente, los “casos extraordinarios” debían resolverse en 30 días, pero ninguno cumplía con ese lapso y el proceso tardaba meses.