• 35a Conferencia Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Costa Rica compartirá sus avances hacia la agricultura climáticamente inteligente

En la próxima Conferencia Regional de la FAO en Jamaica (5 al 8 de marzo), el país expondrá sus buenas prácticas a favor de una agricultura sostenible adaptada al clima. Costa Rica promueve una agricultura climáticamente inteligente que por medio de la gestión de conocimientos y la innovación, contribuya al aumento de la productividad sostenible, la adaptación y mitigación del cambio climático. 

Octavio Ramírez, representante de la FAO en San José, señaló que el país ha tomado medidas que responden al aumento en la frecuencia de fenómenos meteorológicos intensos, ya que la variabilidad climática está afectando la agricultura y la seguridad alimentaria y nutricional, reduciendo la producción y los ingresos de agricultores familiares que viven en condiciones vulnerables.

Hasta la fecha el Gobierno de Costa Rica ha invertido estratégicamente en recursos para que el agricultor familiar pueda enfrentar estos nuevos fenómenos mediante ambientes protegidos para cultivos y animales, la mejora genética en ganadería y en cultivos, alertas tempranas, entre otras herramientas, que fortalecen la mitigación y la adaptabilidad al cambio climático.

“Hemos promovido una agricultura climáticamente inteligente y hemos invertido los recursos de atención de las emergencias en herramientas para que el productor que enfrentó el desastre y tuvo pérdidas, recupere pronto su producción y a la vez quede en mejores condiciones para enfrentar la variabilidad climática”, comentó Felipe Arauz, Ministro del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el país también ha continuado en el proceso de reducción de las emisiones, en su camino hacia la meta de carbono neutralidad.

Actualmente, la agenda agro ambiental incluye Acciones Nacionales de Mitigación Apropiadas (NAMA por sus siglas en inglés) de Café, así como el NAMA de Ganadería que representa uno de los mecanismos propuestos para ejecutar la Estrategia Nacional de Ganadería Baja en Carbono.

Asimismo, Costa Rica ha impulsado en la región mesoamericana una ruta de desarrollo hacia una ganadería sostenible, eco-competitiva, que reduce las emisiones de gases de efecto invernadero y mejora la adaptación al cambio climático.

Según Ramírez, el país ha dado pasos firmes en el desarrollo de prácticas sostenibles para adaptar los sistemas productivos a las nuevas condiciones climáticas, conservando y usando eficientemente los suelos, el agua, los recursos marinos, los bosques y la biodiversidad.

Crear una agricultura sostenible y resiliente al cambio climático es uno de los temas centrales de la próxima Conferencia Regional de la FAO, que se realizará entre el 5 y el 8 de marzo, en Jamaica.

“El país está haciendo esfuerzos para incorporar la variable climática al quehacer diario de extensionistas u productores, con miras a utilizar de manera apropiada la información que mejore las capacidades para la adaptación y de esta forma fomentar una agricultura resiliente”, aseguró Ramírez.

A favor del fortalecimiento y promoción de la Agricultura Familiar

En el 2016, Costa Rica lideró la iniciativa de declaratoria del Decenio de la Agricultura Familiar, que fue presentada ante la Asamblea General de Naciones Unidas, rescatando el valioso aporte de la agricultura familiar en la seguridad alimentaria, el desarrollo sostenible y la erradicación del hambre y la pobreza.

El MAG junto a la Red Costarricense de Agricultura Familiar y el Programa Mesoamérica sin Hambre, una iniciativa de cooperación entre la FAO y la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), trabajan en la conceptualización, caracterización y registro de la agricultura familiar, con el propósito de elaborar e implementar políticas públicas diferenciadas y marcos institucionales para mejorar las condiciones y medios de vida de los agricultores familiares.

En Centroamérica más del 60 % del total de los alimentos de la canasta básica de los países de la región son producidos por más de 3 millones de familias que dependen de la agricultura familiar.

Según Ramirez, la Conferencia Regional procura el consenso de las autoridades para apoyar decididamente a los agricultores familiares, mediante políticas públicas que contribuyan a desarrollar todo su potencial, desde la producción a la transformación, comercialización y consumo.

Conferencia Regional de la FAO

La Conferencia es el máximo órgano de gobierno de la FAO a nivel regional.

Reúne a los 33 países miembros de la FAO, quienes revisan el trabajo hecho por la organización y fijan sus prioridades para los próximos dos años.

Este año, tendrá tres temas centrales: erradicar el hambre, el sobrepeso y la obesidad; acabar con la pobreza rural; e impulsar una agricultura sostenible y resiliente al cambio climático.