Morales dijo que a petición del fundador del PAC, a quien calificó de “hipócrita” y “fariseo”, fueron nombrados cuatro directores del Banco Nacional, tres directores del Banco de Costa Rica, tres embajadores, dos directivos de la Caja del Seguro Social y otros 11 directores o gerentes en Recope, el INA, el PANI, el IAFA, el Inder, el CNP, el CONESUP, el Registro Nacional y en Tributación Directa.

“Cuando fundó el PAC dijo una y mil veces que los diputados no podían inmiscuirse en los asuntos del Poder Ejecutivo y que, por lo tanto, no podían recomendar nombramientos de maestros, de policías ni de ninguna especie. Esa regla fue llevada al famoso código de ética de los diptados del PAC que, al parecer, solo puede ser interpretada por el señor Solís para ser aplicada a los demás pero no a él”, manifestó Morales.

Las acusaciones fueron la respuesta a una serie de ataques que Solís ha venido lanzando en contra de Morales, así como del ex ministro Jiménez y el director de la DIS, Mariano Figueres.

Recientemente, con ocasión de la renuncia de Jiménez, Solís aseguró que el ex ministro de confabular en la sombra y ofrecer puestos en la administración a cambios de favores políticos.

“El país y este plenario legislativo debe saber que si en el actual gobierno ha habido confabulaciones e intrigas habrán sido las auspiciadas por el señor Ottón Solís y algunos incondicionales suyos que pululan en ministerios e instituciones autónomas donde fueron nombrados a petición del señor Solís Fallas”, señaló Morales.

“El señor Solís de nuestros días sí puede recomendar nombramientos de embajadores, de directores bancarios y de directivos de instituciones autónomas. Vaya hipocresía, vaya cinismo el suyo señor Ottón Solís, si otro diputado hace una recomendación es un corrupto pero si la hace usted no hay nada que reprochar”, le espetó Morales.

Los fuertes cuestionamientos fueron formulados al filo del cierre de la sesión legislativa, por lo que Solís no tuvo la oportunidad de responder, pero luego dijo a la prensa que tenía una carta en la que el presidente Luis Guillermo Solís le había solicitado hacer recomendaciones de nombramientos.

El enfrentamiento entre ambos diputados se remonta a la segunda fase de la campaña electoral, cuando Ottón Solís le exigió a Morales renunciar a la diputación (a la que ya había sido electo en la primera vuelta), a raíz de publicaciones periodísticas que revivieron un problema judicial que tuvo Morales hace cerca de veinte años y que fue sobreseído por un juez, a petición de la Fiscalía.