• Las mascotas también necesitan intimidad

Haga que su casa sea un espacio 'pet friendly¨

Una casa 'pet friendly' es segura y cómoda para los peludos. Y es por eso que antes de llevar una mascota a casa o si ya la tiene, es importante hacer algunas adecuaciones para garantizar el bienestar de los animales de compañía. En esta guía te damos siete consejos para lograrlo.

Las mascotas también necesitan intimidad, dele una casita liviana, fresca y cómoda.

El cerramiento. "Tienes que fijarte bien en el área donde va a estar, generalmente es el jardín", explica Gabriel Carrión, director de Lord Guau. Los cerramientos suelen tener espacios anchos por donde los cachorros pueden escapar. Para evitar que se pierdan se recomienda reforzar las cercas con una malla interior.

Los cables eléctricos. Un gran peligro para las mascotas son los cables eléctricos. En los hogares suelen estar conectados a bajas alturas todo lo que funciona con electricidad. Lo ideal es mantenerlos desconectados o ubicarlos en un lugar alto. “Morder los cables puede llevar a la electrocución de los animales”, dice Carrión.

Los productos de limpieza. Estos implementos básicos para el aseo del hogar pueden ser tóxicos y generar reacciones alérgicas muy graves para la salud de perros y gatos. Juan Cuesta, médico veterinario, recomienda mantenerlos en un espacio bien cerrado, lejos del alcance de los animales. “Así como en algunos productos dice ‘manténgase fuera del alcance de los niños’ yo incluiría ‘y de las mascotas’ para evitar accidentes”.

Lo ideal es bajar las concentraciones de los productos y mantener a los amigos de cuatro patas afuera mientras se realiza la limpieza.

La comida para humanos. Así como hay comida que se puede compartir con los peludos, algunos productos de consumo humano que se usan frecuentemente en la preparación de los alimentos, son peligrosos para ellos. El chocolate, las uvas, la cebolla o el ajo son algunos de los alimentos que se deben mantener lejos de su alcance. Existen seguros para las puertas de la despensa que evitan que los perros accedan.

Las mangueras. Cuando crecen los dientes de los cachorros se genera una sensación de malestar. En este tiempo buscan objetos que puedan morder. Si están en el jardín y existen mangueras de agua, es probable que las muerdan. Por esta razón, se las debe recoger y ubicarlas en lugares altos para que no puedan agujerearlas.

Los juguetes de los niños. Juguetones y curiosos por naturaleza, los cachorros posiblemente se interesarán por los juguetes de los niños de la casa. En ocasiones, estos pueden contener objetos pequeños que pueden tragar. Cuesta recomienda ubicarlos en una habitación cerrada a donde los animales no tengan acceso. ”Pueden ser alérgenos y pueden causar obstrucciones en el tracto digestivo que requieren cirugías correctivas”, indica.

La casa de la mascota. Los peludos necesitan una casa, su espacio cómodo y seguro. Los caniles o kennels simulan la madriguera de los lobos y les brinda privacidad y tranquilidad. Asimismo, las casas deben estar ubicadas en un espacio tranquilo, alejado de las puertas y protegido del agua y el sol.

(Enlace a: www.elcomercio.com/narices-frias/)