Así queda planteado tras la tercera y última de las encuestas del Centros de Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica, según la cual Fabricio Alvarado recibe el apoyo del 43% de las personas que dicen estar dispuestas a votar, frente al 42% que respalda a Carlos Alvarado.

El 15% de los votantes sigue indeciso y será el comportamiento de este sector, constituido por unos 300.000 ciudadanos, el que decida quién será el próximo presidente de Costa Rica.

El sondeo del CIEP, que tiene un margen de error del 2,8%, se hizo con base en una muestra de 1.202 personas, entrevistadas por teléfono celular entre el 19 y el 21 de marzo.

El estudio revela también que el candidato del PAC recibe más apoyo de personas que votaron por otros partidos en la primera ronda, mientras que el aspirante del PRN atrae más a quienes no votaron el 4 de febrero.

Al consultar a los entrevistados por cuál de los dos candidatos nunca votaría, el más mencionado fue Fabricio, con un 37% de las respuestas, mientras a Carlos corresponde un 25%.

La Semana Santa es un factor que también podría incidir en las elecciones, ya que un porcentaje del electorado tiene planeado salir de vacaciones la próxima semana, y algunos podrían no regresar el domingo a tiempo para emitir su voto.

El porcentaje de quienes dicen que no tienen la intención de acudir a las urnas, es de un 31%, similar al porcentaje de la primera ronda, pero la tendencia histórica revela que en los balotajes tiende a disminuir la participación. En las elecciones pasadas, el abstencionismo alcanzó el 43%.