¡Justicia para la CCSS!

El patriarcado, como sistema de opresión, ha estructurado a lo largo de la historia múltiples formas de injusticias y atropellos en contra de  las mujeres y la infancia.  Una manera muy sutil de sustraernos de la toma de decisiones, ha sido relegarnos a las labores de cuido de la especie humana.

Retomo las palabras del personaje femenino del film Edipo Alcalde, cuyo guion fue  de García Márquez, esta afirma en cierto momento: De niños, les limpiamos la caca y, de grandes, la sangre de las heridas; se refiere a los destrozos de las guerras.

La contradicción que atiendo hoy es que, siendo la Caja del Seguro Social la institución CUIDADORA por antonomasia, cuyo logo es una madre con un hijo en brazos, su Junta Directiva siempre ha estado dominada por varones. ¡TAMAÑA PARADOJA! ¡ASÍ ES ESTE PATRIARCADO EN QUE SOBREVIVIMOS!

Dado que el gobierno de don Carlos Alvarado ha dado muestras de hacer un encomiable esfuerzo por la paridad de género en su gabinete, pregunto:

¿NO ES HORA DE LA JUNTA DIRECTIVA DE LA CAJA TENGA PARIDAD DE GÉNERO?

Quiero aclarar que paridad de género no significa, únicamente, concurrencia de mujeres. Se trata de presencia femenina con sensibilidad social y capacidad para identificarse con las múltiples carencias físicas, psíquicas y  emocionales de la población que acude a la atención de la Caja.

No queremos, me tomo la libertad de expresarme en nombre de muchas mujeres, escuchar más varones disertando acerca de la atención humanizada del embarazo, sin saber siquiera lo que es un dolor de ovarios o, peor aún, de labor de parto.

Ahora que se renueva la Junta Directiva de la CCSS, el Gobierno podría nombrar dos mujeres en los puestos que le corresponde asignar y revisar en las ternas presentadas por los trabajadores, dos candidatas.

¡No nos reten!  Estamos cansadas de tanto ninguneo.

Isabel Ducca D.