Las lacasas son unas enzimas que están en los hongos lignilolíticos, llamados también hongos de la podredumbre blanca.

El equipo formado por los investigadores Marta Pérez Villanueva, Didier Ramírez Morales y Carlos Rodríguez Rodríguez, forman parte del Centro de Investigación Ambiental (CICA) de la UCR.

La investigación busca probar la eficacia de la enzima Pycnoporus sanguineus, cepa CS43, en la degradación de diferentes tipos de contaminantes, particularmente medicamentos como los antibióticos, productos de cuidado personal o la cafeína, que se desechan con las aguas residuales.

Dichos contaminantes pueden tener efectos tóxicos crónicos en los ecosistemas y en la salud humana, de la ahí la importancia de la investigación.

Este será uno de los primeros aportes de los científicos costarricenses a la red iberoamericana de Lacasas Inmovilizadas para la Degradación de Compuestos Aromáticos (LIDA), un proyecto internacional que trabaja en la búsqueda de alternativas para tratar contaminantes emergentes en las aguas residuales.

La enzima Pycnoporus sanguineus, cepa CS43, fue descubierta por un grupo de investigación del Instituto Tecnológico de Monterrey en el Cerro de la Silla en Monterrey. Entre sus ventajas está que resiste a altas temperaturas y sobrevive por más de 1.000 días.

Este tipo de enzimas (llamadas lacasas), que están en los hongos de la podredumbre blanca, son de gran interés para los científicos porque actúan rompiendo las estructuras de moléculas complejas y con ello logran la degradación de los contaminantes emergentes.

“Gracias a la capacidad analítica que tenemos, podremos hacer las determinaciones de estos contaminantes e ir evaluándolos en el tiempo” acotó la investigadora Marta Pérez Villanueva, miembro del equipo investigador del CICA.