Consejo Permanente de la OEA realizó un sesión especial sobre Venezuela que terminó sin consenso. Imagen Internet

Un grupo de 16 países entre ellos Argentina, Canadá, Brasil, Estados Unidos, apoyaron una declaración a favor de Guidó, de la cual se restaron más de la mitad de los miembros, como México, que pidió revisar el estatus jurídico del nombramiento.

La sesión contó con la participación del jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, un día después de que Washington, junto a una decena de países americanos, reconocieran la autoproclamación de Guaidó como presidente interino.

“Ahora llegó la hora de que la OEA como institución haga lo mismo”, dijo Pompeo en la sesión. El secretario general de OEA, Luis Almagro, expresó en Twitter su apoyo a la declaración, a pesar de que ésta no contó con el apoyo unánime de los 34 miembros activos de la organización.

La representante de Venezuela en la OEA, Asbina Ixchel Marin, rechazó la declaración, destacando que no tiene el consenso de todos los Estados de la organización americana. La falta de consenso le resta legitimidad y la limita.