• In memoriam de las víctimas de Cinchona

Morir con un tomatero en Cinchona

Por Jacobo Schifter. Mauricio Villaneda, quien presenció el accidente de los pensionados de la UNA dice a Repretel que no pudo dormir. En su cabeza oía los gritos de auxilio de las víctimas y los rezos de los moribundos. A él le tocó estar con ellos y consolarlos durante el difícil momento, que a todos nos tocará, de partir de este mundo.

No sólo a él le cuesta el sueño, sino a todos los que fuimos compañeros de ellos. Y cuando los nombres no son desconocidos, sino de personas tan queridas, uno se atormenta al pensar en que no tuvieron a la par a sus familiares.

Sin embargo, no murieron solos. Ahí estuvo Mauricio.

Él no dio muchas declaraciones ni detalles a la televisión. Pero en lo poco que dijo y en la manera en que lo hizo, podemos consolarnos de que sirvió de compañía y de testigo para oír las últimas palabras.

¿Qué fueron estas?

Villaneda dice que rezaron, pidieron perdón y enviaron mensajes a sus seres queridos. O sea, no solo iban de paseo a ayudar a una comunidad indígena, sino que ante su propia muerte, pensaron en los demás. Y los que sobrevivieron, hicieron lo mismo. Los que estaban medio vivos, pidieron que sacaran primero a los más graves. Y una de ellas, con las costillas rotas, sería la primera en llegar a la vela. "Es que eran mi familia", nos dijo. Cuando uno está rodeado de tanto amor, trasciende la muerte.

Quince minutos antes del percance, salieron de una soda donde tomaron el desayuno. Esta sería compartir una última cena. La mesera, antes de verlos subir al bus, les deseó que se fueran en paz. Estas palabras seguramente hicieron eco en ellos.

Este bus que se descarriló en Cinchona iba lleno de gente buena. Puede que hubiera desesperación, miedo y terror por un corto tiempo, pero como sucede en estos accidentes, uno se desconecta y no siente el impacto. Algunos dicen que así nos protegen nuestros ángeles guardianes.

Y cuando todos estaban imposibilitados de ayudarse, llegó un tomatero bueno para acompañarlos.