Sindicatos paralizan sector público para oponerse a medidas de contención del gasto

Escuelas y colegios cerrados, hospitales y clínicas trabajando parcialmente, interrupciones del servicio de tren, han sido los efectos -entre otros- del movimiento de protesta protagonizado este lunes por el movimiento sindical en todo el país.

El llamado a paro por un día fue acatado en numerosas instituciones públicas, provocando afectaciones como la suspensión de citas e intervenciones quirúrgicas en el sistema hospitalarios nacional, según confirmaron diversas fuentes.

Hospitales como el San Juan de Dios, el Calderón Guardia y el México solo atendieron emergencias y algunos servicios en forma parcial, donde no todos los empleados suspendieron labores.

En el Ministerio de Educación la paralización fue generalizada en escuelas y colegios y en varios municipios se registró afectaciones por la participación de los trabajadores de las alcaldías en el movimiento.

Los sindicatos demandan que el gobierno abra un diálogo con el sector laboral en relación con las medidas de contención del gasto decretadas recientemente con el objetivo de paliar el déficit fiscal.

La dirigencia sindical asegura que los problemas de las finanzas públicas no provienen de los salarios que se paga a los empleados públicos, sino de las exoneraciones de impuestos que gozan sectores empresariales, además de la evasión y la elusión tributarias.

Las medidas de contención del gasto que el gobierno ha decretado incluyen la reducción de pluses salariales por condición profesional y dedicación exclusiva, así como la transformación de las anualidades en una suma fija y no en un porcentaje del salario como es actualmente.

Dichas medidas, según ha explicado el presidente Carlos Alvarado, serán aplicables no a los actuales funcionarios públicos, que conservarán sus derechos adquiridos, sino a los que se incorporen de ahora en adelante.

El ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, llamó a lo sindicatos a mantener la ecuanimidad y aseguró que el gobierno mantiene el diálogo abierto.

El funcionario explicó en un mensaje de radio y televisión, que el país necesita tomar medidas urgentes para resolver el déficit fiscal y recordó que además de las medidas de contención del gasto, se han tomado decisiones firmes para obligar a las empresas evasoras a cumplir con el pago de sus impuestos, así como un fortalecimiento de los controles para evitar el contrabando.