• Una investigación abierta UCR

¿Cómo deciden los costarricenses por quién votar?

Por Katzy O`neal Coto. La campaña electoral es un laboratorio sin paredes para los equipos de investigación de la Universidad de Costa Rica (UCR) que reúnen sus conocimientos alrededor de los comicios presidenciales 2018 y ahora se han propuesto dar con las claves de cómo es el proceso de toma de decisión del voto de los y las costarricenses de hoy en día.  

Una limitación para medir intención de voto es que se dan respuestas que no coinciden con la decisión final. Gráfico CIEP

Una nueva investigación ya está en marcha, especialistas en ciencias cognoscitivas, psicología, ciencias políticas, estadística y filosofía saldrán en busca de esos elementos que les ayuden a entender el comportamiento de los votantes, que según las encuestas es cada vez más volátil, es decir que sus decisiones no son definitivas y pueden cambiar en cualquier momento.

¿Cómo toma la gente una decisión en un escenario como este? ¿Qué elementos toma en cuenta? son algunas de las preguntas que un equipo de investigadores está tratando de responder.

El director del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) Felipe Alpízar, reconoce la necesidad de emprender nuevos estudios, ya que los modelos conocidos se han quedado cortos para entender el comportamiento de los votantes en esta época líquida, en la cual se han agotado los referentes históricos de los partidos políticos tradicionales.

Experimento Día “E”

Ronald Alfaro Redondo, coordinador de la Encuesta de Opinión del CIEP, que la semana anterior rompió el balance del ambiente electoral, considera que se ha vuelto cada vez más complejo medir la intención de voto, por lo que se enfrentan a la necesidad de buscar otras metodologías y maneras no invasivas para preguntarle a la gente, lo anterior con el objetivo de obtener repuestas con mayor aproximación.

Una de las principales limitaciones para medir la intención de voto es que los votantes pueden dar una respuesta que no coincide con su decisión final. Se sospecha que la entrevista cara a cara podría estar afectada por factores como la deseabilidad social y otros fenómenos asociados que impiden que una persona exprese su verdadera opinión.

Por eso, el investigador Mauricio Molina realizará un experimento para medir la efectividad de diferentes metodologías que se utilizan para preguntar por la intención de voto. Se elegirá una muestra al azar a la salida de las urnas y será asignada (igualmente al azar) a diversas metodologías (entre ellas la entrevista cara a cara y la simulación de las urnas) y será entonces posible medir las diferencias entre estas metodologías, así como las diferencias respecto al verdadero resultado de las elecciones.

Factores asociados

Para investigar los cambios de opinión de los votantes se está realizando un estudio longitudinal, o de tipo panel, que consiste en consultar cada cierto tiempo a las mismas personas para ver cómo va cambiando su posición o su percepción sobre algunos temas.

En las Encuestas de Opinión del CIEP, se integró un módulo para indagar sobre los factores que inciden en la campaña electoral. Los resultados de enero 2018 muestran que para las personas, las noticias y los debates son los aspectos que más influyen en la decisión del voto, mientras que las encuestas, familiares, campañas políticas y las redes sociales influyen poco o nada en la decisión de votar.

El estudio indica que estos factores inciden con la misma intensidad en los diversos grupos poblacionales, es decir que no existen cambios significativos entre aquellos que consideran que esta influencia es mucha o alguna en la decisión final del voto. Sin embargo, aún se desconocen cuáles son las herramientas psicológicas que entran en juego y de qué manera interactúan cuando se toma la decisión del voto.

Razón o emoción

Desde disciplinas como la ciencia política, la psicología social o la filosofía de la mente se han desarrollado diversos modelos para explicar la decisión del voto, y una de las principales preguntas a resolver ha sido si ocurre un proceso racional cuando las personas deciden por quién votar.

Para el Dr. Mauricio Molina, director del Instituto de Investigaciones Filosóficas (INIF), no se puede separar la razón de la emoción cuando tomamos estas decisiones: “cuando vemos que en una elección la gente parece votar irracionalmente por candidatos que apelan a la emotividad más que a las razones,en realidad lo que vemos es una forma racional de decidir, de modo que los aspectos afectivos -emocionales, son en realidad parte de las herramientas con que cuenta la racionalidad humana”, explicó.

Con él coincide el psicólogo social Dr. Rolando Pérez, quien afirma que las creencias (valores e ideología) y lo emocional (miedo, agrado, etc) están presentes en los diferentes niveles de procesamiento cognitivo de cada persona y determinan a cuáles temas darán mayor importancia y hacia cuáles discursos serán más receptivos.

Por esta razón, Pérez se encarga de analizar el papel que juegan algunas variables psicológicas relacionadas con el voto. Su objetivo específico es entender cómo influyen en el electorado las actitudes y discursos de tipo autoritario que promueven el racismo, la xenofobia y la homofobia, los cuales han calado en procesos electorales de otros países como los Estados Unidos, Gran Bretaña o Colombia, y que según las más recientes encuestas de opinión también están influyendo en la decisión de los costarricenses.

Estos estudios forman parte del Proyecto de Opinión Pública del Centro de Investigación en Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica (UCR). El equipo está conformado por investigadores e investigadoras del Instituto de Investigaciones Psicológicas (IIP), la Escuela de Filosofía, el Instituto de Investigaciones Filosóficas (INIF) y el Centro Centroamericano de Población (CCP).

(* Oficina de Divulgación e Información, katzy.oneal@ucr.ac.cr)