En Duma, la mayor ciudad de Guta, al noreste de la capital siria, una mujer y dos niños perdieron la vida por disparos de artillería. También perecieron una mujer en Hamuriya, una menor en Shafuniya, dos hombres en Saqba por bombardeos y otro en Beit Saua. Además, trece miembros de las tropas leales a Al Asad y seis combatientes de la facción rebelde del Ejército del Islam fallecieron en combates en la localidad de Al Marsh, en el sureste de Guta, donde también se enfrenta contra las unidades sirias el grupo islamista Movimiento de los Libres de Sham.

El Consejo de Seguridad de la ONU exigió anteanoche la implementación urgente y sin demora de una tregua en todo el territorio sirio en una resolución aprobada de forma unánime, en la que citaba de forma expresa Guta Oriental, y demandó a todas las partes beligerantes un cese de las hostilidades humanitario durante treinta días en todo el país.

No obstante, la resolución excluye del alto el fuego a los grupos terroristas Estado Islámico y Organismo de Liberación del Levante, alianza creada en torno al Frente al Nusra, nombre de la antigua filial siria de Al Qaeda que, según el Gobierno sirio, está presente en Guta.

La responsable de Información de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en Siria, Linda Tom, señaló desde el país árabe que la situación humanitaria en Guta Oriental continúa siendo extremadamente preocupante. “Hemos recibido informaciones no confirmadas de combates esporádicos hoy (por ayer), pero cuando las condiciones lo permitan estamos preparados para repartir en los próximos d?as asistencia (humanitaria) en Guta Oriental”, indicó. “Necesitamos que los combates se detengan para facilitar la seguridad y la evacuación médica de 700 personas que están esperando en la periferia de Damasco.”