• La educación pública es un bien social superior a atesorar

La UCR es una Universidad instalada en el futuro afirmó el rector Jensen

La tradición y la solvencia que a lo largo de sus 77 años de historia la Universidad de Costa Rica ha consolidado, quedan en evidencian en su capacidad de reinventarse, de duplicar su patrimonio intelectual, científico, cultural, tecnológico, de infraestructura y en la acción social, a tal punto que el ranking mundial de universidades QS–2018 la calificó en el puesto 15 en Latinoamérica y entre las 500 mejores casas de estudios superiores del mundo.  

“La educación pública es un bien social superior a atesorar, una inversión necesaria y altamente rentable para cualquier sociedad” (Henning Jensen)

“La Universidad de Costa Rica es una universidad emergente” en el contexto mundial de las universidades, dijo el Rector Jensen, después de referirse a estudios y noticias internacionales sobre el mundo universitario que destacan esta condición, en la introducción de su presentación.

Los datos que fue desplegando el Rector durante el adelanto de su Informe Anual 2016-2017 a la prensa, este 21 de junio, reflejaron una Universidad posesionada en el país y en el mundo, en la actualidad y en el futuro.

La inversión de recursos públicos en la Universidad de Costa Rica (UCR), la principal institución de educación superior del país (un 57,79% del FEES) es compensada con creces por la potencia productiva de conocimientos y los aportes de la comunidad universitaria a lo largo y ancho del territorio nacional.

En 2016, los resultados de la labor docente contabilizaron 5.500 profesionales graduados, en Investigación se gestionaron 1856 proyectos en marcha y en la Acción Social a través de 146 proyectos de Trabajo Comunal Universitario (TCU) fueron donadas 1 millón de horas de trabajo de estudiantes, que se involucraron y lograron mayor impacto y presencia de la Universidad en comunidades de todo el país.

El complejo sistema de la Universidad de Costa Rica, tiene una población de 41.650 estudiantes, unos 5 mil docentes e investigadores, 3 mil funcionarios administrativos y técnicos, que gestionan más de un centenar de carreras académicas y profesionales, dividas en seis áreas del conocimiento y agrupadas en Facultades y Escuelas, Institutos de investigación y proyectos de acción social, distribuidos en 10 sedes regionales y la sede central ubicada en San Pedro de Montes de Oca.

Las universidades públicas reciben un 1,5% del PIB nacional mediante el Fondo Especial para la Educación Superior pública (FEES), y realizan el 85% del total de las investigaciones y la innovación en ciencias y tecnología que registra el país, en una amplia gama de disciplinas. En la UCR a través de sus institutos, centros, estaciones experimentales, laboratorios en seis áreas del conocimiento: Área de Ciencias Agroalimentarias, Área de Ciencias Básicas, Área de Ciencias Sociales, Área de Ingenierías, Área de Salud y la Acción social universitaria.

Los ejes principales de la gestión institucional en 2016, fueron la participación en redes internacionales de producción y gestión del conocimiento, el crecimiento de las diez sedes regionales y la construcción de infraestructura, en la actualidad hay 22 edificios en construcción distribuidos en todas las sedes de la UCR.

Para el Rector, los datos de su Informe de Labores 2016/17 reflejan las grandes contribuciones de la institución al país, “la UCR resarce con grandes aportes la inversión pública”.

Por eso,  fue muy severo al referirse a los ataques de “las ideologías y actores sociales que malinterpretan la multidimensionalidad del quehacer de la universidad pública” y resaltó “la labor esencial de la educación superior pública en la sociedad, frente a la presión por imponer a las universidades la lógica del mercado”.

“Hemos visto recrudecer el ataque de ciertos sectores hacia las instituciones públicas, entre ellas muy especialmente las universidades”, lamentó el Rector.

“Esas voces se oponen a su autonomía, niegan la reivindicación de su situación especial dentro del sistema político y proponen someter la distribución de los fondos públicos para la educación superior al principio de la competencia. Ante este proceso de mercantilización de la educación, repetimos la contundente afirmación que la educación pública es un bien social superior a atesorar, una inversión necesaria y altamente rentable para cualquier sociedad”.

Una Universidad emergente a nivel mundial

La UCR, “es una universidad que encuentra cada vez más reconocimiento internacional y que cada vez más, también, tiene su quehacer una mayor relevancia, una mayor resonancia en el ámbito internacional”, introdujo Jensen.

“Distintos factores conducen a que la UCR sea una universidad emergente en el ámbito mundial, aparece como una de las más internacionalizadas de América Latina, esto quiere decir que participa activamente en redes internacionales de cooperación científica y redes internacionales de cooperación académica. Una condición importante porque el conocimiento se produce internacionalmente y porque existen centros de generación del conocimiento relevantes en muchos países del mundo”, con los que estamos vinculados.

“Si estamos comprometidos con la calidad de nuestra institución, tenemos que ser partícipes de estas corrientes mediantes las cuales fluyen, transitan, se comunica, el conocimiento en el mundo”. Esta relación permite a la UCR asegurarse de la calidad del conocimiento que produce y de la calidad de sus procesos de transmisión de ese conocimiento, acotó el Rector.

“Lo hemos logrado cada día más y es el resultado de programas que permiten que nuestros académicos y académicas, nuestras y nuestros estudiantes participen en programas de movilidad internacional. Tenemos una inversión anual de 4,5 millones de dólares en movilidad internacional, que se refleja en nuestras actividades académicas cotidianas. Y efectivamente, así es”.

“La Universidad de Costa Rica, es la institución más reconocida internacionalmente, y no existe ninguna duda sobre esto” subrayó.

Crecer en las Sedes regionales

El programa de sedes regionales de la UCR cumplirá 50 años en 2018, bajo la rectoría de Jensen la regionalización sido prioritaria. Entre 2011 y 2016 se duplicó el presupuesto, de  23 mil millones de colones a 46 mil millones en 2016.

El Rector defendió el crecimiento de la Universidad en las regiones como el vínculo entre la institución y las comunidades y las oportunidades de jóvenes que de otro modo no tendrían acceso a la educación superior.

“Hemos conceptualizado en el aumento del 100% del presupuesto algo de mucho interés para diputados y diputadas que preguntan qué está pasando en la regionalización. La respuesta es que en 5 años duplicamos el presupuesto para desarrollar infraestructura, el desarrollo de carreras innovadoras, laboratorios y equipamiento en condiciones similares y a veces mejores, que los que tenemos en la sede central”.

La presentación por primera vez del Informe de Labores en la sede del Atlántico en Turrialba, va en esa misma dirección y tiene el propósito de resaltar que la Universidad de Costa Rica es una sola.

También, resaltó la importancia que para esta administración tiene la regionalización de la UCR. “En 2016 otorgamos 5.500 títulos a nivel nacional y un porcentaje muy importante de esos títulos fue entregado en las sedes regionales. Queremos destacar la unidad institucional, la Universidad de Costa Rica es una sola y en este contexto cumplirá 50 años el programa de regionalización en 2018”.  

Algunas frases del Rector fueron definiendo el concepto de Universidad: una institución respetuosa de los derechos humanos, de la diversidad cultural, comprometida en la protección del ambiente, capaz de implicarse en las coyunturas más agudas de la realidad nacional, garante de la democracia, la autonomía universitaria, la libertad de expresión, promotora de una cultura de paz, que busca siempre ser la mejor universidad que puede merecerse.

El rector Henning Jensen, previo a la sesión solemne del Consejo Universitaria Ampliado, (el 22 de junio, Sede del Atlántico–Turrialba) destinada a la presentación de su Informe Anual 2016-2017, tuvo un encuentro con la prensa para que los periodistas pudieran dialogar con él y otras autoridades universitarias presentes en el auditorio del CIPAC.

Dato: La Universidad de Costa Rica (UCR) ascendió 60 lugares entre las mejores universidades del mundo, de acuerdo con la “Clasificación mundial de universidades QS del 2018” (en inglés, QS World University Rankings), realizada por Quacquarelli Symonds Limited. Según este ranking, la UCR ascendió del rango 471-480 en 2017, al rango de 411-420 en la proyección de 2018, superándose entre las 500 mejores universidades del mundo. El mismo QS–18, la ubica en el puesto 15 entre las mejores universidades de América Latina.