• Rechazaron acuerdos bilaterales y la cláusula de caducidad de Trump

México y Canadá pactan por un TLCAN trilateral y modernizado

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, y su equipo de transición definieron ayer con una delegación de alto nivel de Canadá, encabezada por la canciller, Chrystia Freeland, que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) continúe como acuerdo trilateral pero modernizado.  

El presidente electo de México, López Obrador, invitó a Chrystia Freeland ministra de Relaciones Exteriores de Canadá a que su país invierta en los proyectos de su gobierno. (Foto La Jornada)

Ya no se piensa en que tenga una naturaleza distinta a la que hoy tiene. En virtud de que este jueves se reanudan las negociaciones, no hay de qué preocuparse. Más rápido que mañana (hoy) no se puede reiniciar la negociación, dijo Marcelo Ebrard en respuesta a la urgencia expresada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de acelerar la discusión.

Es pronto para determinar cuál será la posición de Estados Unidos y Canadá, abundó.

Al término de la reunión de casi dos horas con la delegación del gobierno de Justin Trudeau –que incluyó una mesa de trabajo–, Ebrard también expuso que López Obrador invitó a Canadá, que cuenta con uno de los fondos de pensión más grandes del mundo, a invertir directamente en los proyectos de la siguiente administración, específicamente en el Tren Maya, en el Istmo de Tehuantepec, el desarrollo de los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, así como en la industria aeroespacial.

Esperamos que la inversión se diversifique. El presidente electo dijo que esperaríamos en los próximos seis años un aumento significativo de la inversión. Vamos a encontrar ahí un sector nuevo de cooperación entre México y Canadá, quizá más importante o igual que la actividad minera, pero no me quiero adelantar, expresó.

Cuestionado respecto de las acusaciones contra las mineras canadienses por la contaminación y las violaciones a derechos humanos de los trabajadores, indicó que se dijo explícitamente a la delegación canadiense que se exigirá a las empresas de ese país la homologación de las políticas de respeto a derechos humanos, laborales y de medio ambiente.

Se va a exigir el mismo trato, el mismo tipo de regulación de los países de origen, indicó.

Esta delegación canadiense es la segunda de alto nivel que visita a López Obrador después de su triunfo en las elecciones presidenciales. El 13 de julio recibió en la misma oficina de la colonia Roma a cuatro altos funcionarios del gobierno de Trump.

A diferencia de ese encuentro, que fue de cortesía y de menos de una hora, en la de ayer se perfilaron metas y compromisos, durante casi dos horas.

Freeland fue recibida por Marcelo Ebrard, canciller designado, afuera de la casa de transición y luego la condujo hasta el salón de la reunión con López Obrador.

Como fondo una imagen de Benito Juárez y las banderas de los dos países, el presidente electo saludó a Freeland, quien le manifestó que “estamos muy emocionados de estar aquí.

Al salir, en breves declaraciones a los medios que esperaban en la acera de enfrente, Freeland ratificó: “Ha sido un honor estar aquí con el presidente electo y su equipo. Tuvimos muy buenas reuniones. Siempre es un placer estar aquí en México, con los amigos mexicanos”.

En esta, que fue la primera de una serie de reuniones y visitas posteriores para concretar los proyectos planteados por López Obrador, la ministra estuvo acompañada por el secretario de Finanzas de Canadá, William Morneau; James Carr, secretario de Diversificación del Comercio Internacional; Pierre Alarie, embajador en México; Brian Clow, director de relaciones Canadá – Estados Unidos; John Hannaford, consejero de política exterior y defensa, y subsecretario de gabinete de Trudeau.

También asistieron David Morrison, subsecretario de Relaciones Exteriores; Vincent Garneau, director de Asuntos Parlamentarios y asesor principal para las relaciones entre Canadá y Estados Unidos, así como Ben Chin, jefe de gabinete del ministro de Finanzas.

Por el equipo de transición participaron, además de López Obrador, Marcelo Ebrard y los Secretarios designados de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; Economía, Graciela Márquez, y Hacienda, Carlos Urzúa. Asimismo, Alfonso Romo, quien será jefe de la Oficina de la Presidencia, y Jesús Seade, próximo negociador del TLCAN, quien hoy participa en las negociaciones como representante del próximo gobierno.

La mesa de trabajo se realizó entre los funcionarios canadienses y el equipo de transición en un ambiente que Ebrard describió como muy cordial. También, en un tuit, López Obrador expresó: Hemos recibido un trato muy gentil del primer ministro Trudeau. Me expresó su beneplácito y ha enviado a una delegación integrada por Chrystia Freeland, William Morneau y James Carr.

Ebrard refirió que en esta primera reunión identificaron las siguientes áreas de interés comunes:

–Comercio. Como estableció López Obrador, hoy se dijo también que el TLCAN debe permanecer trilateral. Hay pláticas entre Estados Unidos, México y Canadá todo el tiempo. La intención es que el tratado involucre a los tres países, indicó Ebrard. Además se acordó rechazar la cláusula de caducidad que quiere imponer el presidente Donald Trump.

–Proyectos de desarrollo, que han sido presentados por López Obrador. Canadá tiene empresas y capacidades que nos pueden llegar a interesar.

–Migración y oportunidades. Se va a sofisticar y ampliar el acuerdo migratorio vigente.

–Homologar o que sea similar, la legislación en México, respecto de Canadá y las empresas que operan aquí.

–E Innovación.