En un llamado “vehemente” a la Rectoría y el personal del Programa de Atención Integral en Salud –PAIS-, el Consejo Universitario (CU) pidió que se flexibilicen las posiciones para dar paso a un diálogo que haga posible avanzar en la solución del conflicto.

Los funcionarios del Programa PAIS, han denunciado la apatía y la falta de interés de las autoridades para promover una mesa de trabajo que permita encontrar soluciones al paro laboral en los 45 Ebais que administra la Universidad de Costa Rica, en los cantones de Montes de Oca, Curridabat y La Unión.

La Rectoría, sin embargo, también insistió en el llamado a negociar pero pareciera que los huelguistas y las autoridades habrían perdido el camino que los lleve a esa mesa de trabajo por la que ambos actores claman.

En ese sentido, la petición del Consejo Universitario urge a que “se fortalezca el diálogo en la búsqueda de consensos”, que se instale “de inmediato” la mesa de negociación y se considere la inclusión de una instancia mediadora universitaria, externa a las partes para avanzar en la solución del conflicto. La petición fue aprobada en una sesión extraordinaria del CU, este viernes.

“Es evidente que los esfuerzos realizados hasta ahora no han sido suficientes y que más bien el conflicto se ha agudizado, comprometiendo el derecho a los servicios de salud de las comunidades” sostiene el CU.

Por ello, recomienda, deben “reconsiderar sus posturas actuales y plantear acciones concretas en aras de una mejor negociación”.

El Consejo Universitario también solicitó a la Administración identificar el mayor número de trabajadores y trabajadoras que la Universidad estaría en capacidad de contratar, y que se definan acciones con otras instituciones, para ayudar a resolver la estabilidad laboral del personal de ese programa.

Al personal del PAIS, el CU le solicitó que hasta que “se deponga el movimiento de protesta, asuman la responsabilidad de ofrecer servicios esenciales en cada Ebáis, de manera que no se comprometan los servicios de salud que se brinda a la población de las comunidades afectadas”.

El paro fue declarado ilegal por el Juagado de trabajo con fundamento en la jurisprudencia de la Sala Constitucional y pronunciamientos de la OIT sobre las limitaciones a la huelga en los servicios esenciales, dentro de los que caben los servicios que prestan los Ebais.  Esta declaratoria de ilegalidad fue rechazada por el personal de los centros de salud por falta del debido proceso y la calificaron de "inoportuna" por ser un obstáculo más en la solución del conflicto laboral. 

El Campamento

El personal del Programa PAIS reiteró, este lunes, en la falta de interés para negociar de la jerarquía de la Caja del Seguro y las autoridades universitarias y en su mensaje de apertura al diálogo.

En la entrada principal del Edificio de la Rectoría, el campamento instalado por los huelguistas sigue creciendo y se extiende por los jardines y las terrazas de los edificios administrativos de la UCR.

La protesta de los funcionarios de los Ebais es en defensa del derecho a mantener su fuente de trabajo -que perderán en febrero al traspasarse los centros de salud a un concesionario privado- y se oponen a la privatización de la atención de la salud de la población.

Este lunes, la presidenta ejecutiva de la Caja, Ileana Balmaceda, reiteró sus amenazas contra la UCR por incumplimiento de las condiciones del convenio CCSS-UCR y se quitó de encima cualquier responsabilidad institucional con los funcionarios de los Ebais, “eso es asunto de la UCR” con sus empleados, volvió a señalar.