El presidente Luis Guillermo Solís informó que estos cantones se mantienen en Alerta Roja en razón de las afectaciones generadas por el paso del huracán Otto, este sábado en la mañana, en el informe al país que realiza varias veces al día a través de medios de prensa el Comité de Operaciones de Emergencia (COE).

Luego de confirmar que son nueve las víctimas mortales, Solís enfatizó en que, si bien pasó la emergencia en casi todo el territorio nacional, el huracán Otto dejó al país en condiciones climáticas muy inestables por lo que se debe mantener la atención a las instrucciones de las autoridades.

Además, hizo un llamado de atención sobre la necesidad de volver a la normalidad lo antes posible y pidió a la población fortalecer las acciones de las instituciones para lograr este propósito.

Se mantienen en Alerta Amarilla los cantones que ya salieron de la alerta roja en el resto del país pero en los que debido a las lluvias persistentes y el anegamiento de los suelos, todavía pueden registrar episodios de inundaciones o deslizamientos.

En los cantones del Gran Área Metropolitana fueron eliminadas todas las alertas por estar fuera de peligro.

En el recuento que realizó el presidente de la CNE, Iván Brenes, indicó que se mantienen 52 albergues en 16 cantones con 6.800 personas.

Brenes, anunció el inicio del proceso de retorno de los evacuados a sus hogares este mismo sábado, luego de que las autoridades hagan la valoración de las zonas, chequeando el estado de la infraestructura y las viviendas.

Operativo aéreo

Se anunció el inicio del operativo aéreo con las aeronaves costarricenses y del gobierno de Panamá que ingresaron ayer al país, así como dos helicópteros del Gobierno de los Estados Unidos que ingresan este sádado.

Durante el día se realizarán sobrevuelos para valorar las condiciones de las cuencas, especialmente, en la zona norte, donde el huracán generó mucha lluvia y afectaciones.

Con estas aeronaves se inicia el proceso de distribución de alimentos, medicinas y avituallamientos en zonas donde no se ha podido ingresar o de difícil acceso para vehículos pesados. Entre las primeras comunidades que serán atendidas con helicópteros están los territorios indígenas de Alta Talamanca, Burica y Carona y el Pacífico Sur, donde todavía existen comunidades aisladas.

Trabajo interinstitucional

Los servicios públicos se han restablecido casi totalmente al igual que los servicios públicos en las áreas afectadas, con lo cual se restablece la normalidad en estas actividad.

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) anunció que ya todas las carreteras están en funcionamiento, 21 con paso regulado y 212 con daños, pero son transitables. La única ruta cerrada es la 165 en el sector de Upala, por el daño en un puente modular sobre el río Blanco.

El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados mantiene personal especializado en las zonas afectadas, dando prioridad en Upala y Los Chiles, en labores que permitan restablecer el servicio lo antes posible.

La presidenta del Acueductos y Alcantarillados, Yamileth Astorga, informó del trabajo de ocho equipos de ingenieros y técnicos en la zona para resolver los problemas de los acueductos afectados, tanto los administrados por AyA como los acueductos rurales que prestan servicio en la zona. Además cuentan con 60 cuadrillas para realizar las labores de recuperación que sean necesarias.

En las comunidades más afectadas el suministro de agua potable se está brindando por medio de tanques de aguas con la colaboración de empresas privadas como la Cooperativa Dos Pinos; que aporta a la distribución el agua y los camiones cisterna.

También se enviaron equipos de microbiólogos y técnicos a las zonas Norte y Sur del país para verificar la calidad del agua en los acueductos y posibles implicaciones en la salud de los consumidores.

Las autoridades del Ministerio de Salud, hacen un llamado a la población para que tomen las medidas de precaución necesarias posterior a la emergencia, pues, este tipo de inundaciones ocasionan graves problemas sanitarios, que no solamente se presentan en el momento de la emergencia, sino que se prolongan cuando se produce el descenso de las aguas y en el regreso a los hogares.

Todas las instituciones públicas habilitaron servicios de atención al público durante el tiempo que requiera la emergencia.