El Defensor de los Habitantes en funciones, Juan Manuel Cordero González, se presentó en el Plenario de la Asamblea Legislativa, donde destacó la importancia de la propuesta para consolidar de los principios de la democracia costarricense y renovar el compromiso por una sociedad de respeto e igualdad.

La iniciativa crea un marco legal moderno para garantizar el respeto, la protección, así como el cumplimiento y promoción del derecho a la equidad e igualdad de las personas que habitan en el territorio nacional, a través de la prevención, eliminación y sanción de toda forma de discriminación, racismo e intolerancia, contrarios a la dignidad humana, a fin de contribuir a su plena inclusión, integración y participación en la sociedad.

El diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC), Enrique Sánchez Carballo, respaldó el proyecto de la Defensoría de los Habitantes, Expediente N° 20.174.

 “La exposición del Defensor le recordó al Congreso el impacto positivo de un proyecto, que debería unir a todas las fracciones políticas. El objetivo de la iniciativa es defender a toda la sociedad de cualquier tipo de discriminación racial, religiosa, cultural, política o relacionada con la orientación sexual, entre otras”, señaló el diputado.

Para Sánchez Carballo estos son elementos de suma importancia en la defensa de los derechos humanos que debe ser asumida integralmente.

“No se puede plantear la discusión de los derechos humanos como si fuera posible defender unos derechos humanos y otros no. Como si se tratara de un asunto de elección”, enfatizó y agregó que en una democracia como la costarricense se tienen que defender todos los derechos humanos de todas las personas.