La mayoría de diputados estuvieron anuentes a aprobar en primer debate la Ley de Bienestar Animal, conocida como ley contra el maltrato animal, este martes, renovando las esperanzas de miles de animalistas que claman por una regulación que ayude a parar la escalada de violencia que registra nuestro país y celebraron este importante paso al tiempo que llamaban a mantenerse vigilantes en los miles de mensajes que circularon por redes sociales.

“Este proyecto de Ley es un pacto ético” afirmó la diputada Marcela Guerrero (PAC) quien introdujo el proyecto en la corriente legislativa.

Señaló que con la aprobación de esta Ley, “en mi criterio, se da un paso para replantear las relaciones humanas con los animales, donde la sociedad ha demandado que limitemos hasta las últimas consecuencias la crueldad, el maltrato y la muerte dolosa de un animal. Esta ley es un pacto ético” afirmó.

Guerrero aseveró que “la sociedad del siglo XXI no parece complacerse con espectáculos crueles y sangrientos, donde el dolor de los animales se mercantiliza para hacerlo objeto de diversión y apuestas. Rechazamos la violencia y damos un espacio a la cultura de paz”.

La Ley 18298 contra el Maltrato Animal fue promovida por defensores de los derechos de los animales, organizaciones sociales y ambientalistas que han participado de un largo proceso de discusión con otros sectores involucrados como cámaras y productores, con diputados y el gobierno, hasta alcanzar el consenso que permitió su aprobación en primer debate por el Plenario Legislativo, quedando allanado el camino para que se convierta en Ley de la República.

El presidente Luis Guillermo Solís saludó a los diputados por el voto del Plenario a favor de la Ley de Bienestar Animal que esta legislación “ha venido apoyando de manera consistente” y dijo compartir “la alegría de muchos costarricenses que han trabajado arduamente por la aprobación de esta ley”.

El Mandatario resaltó que el bienestar animal es una prioridad de su gobierno por lo que instó “a las señoras y señores diputados a que le den segundo debate lo antes posible y el texto se convierta pronto en Ley de la República”.

Edgardo Araya, diputado ambientalista y Jefe de fracción del Frente Amplio, afirmó que “los diputados están dando una respuesta largamente esperada por los ciudadanos que lucharon porque el país tenga herramientas para castigar el maltrato”.

“La gente está cansada de oír de casos donde las personas se aprovechan de su posición de poder contra seres indefensos como son los animales”.

Araya destacó el procedimiento para el cobro de multas a los infractores que se crea con esta Ley “pues actualmente no existe ninguno y por eso las multas son imposibles de cobrar”.

La legisladora Ligia Fallas, diputada del FA y activistas en la protección animal, resaltó la importancia de esta ley pero, agregó, “hay que reconocer que este es solo un paso en la lucha por la defensa de los animales” que va a ayudar a frenar la violencia social contra los animales pero no resolverá todo.

Castigo a los agresores

La nueva Ley establece parámetros de protección de los animales, por un lado enumera las responsabilidades de los dueños y las condiciones del bienestar animal referidas a sus cuidados y a su hábitat y por otro lado, tipifica los delitos, establece penas de cárcel y otras sanciones para los infractores e incluye el abandono como una forma de maltrato.

Las penas irían de seis meses hasta dos años a quienes de manera directa o por medio de un tercero “le causare daño a un animal, que le ocasione un debilitamiento persistente en su salud o implique la pérdida de un sentido, de un órgano, de un miembro, o lo imposibilite para usar un órgano o un miembro, o le causare sufrimiento o dolor intenso o agonía prolongada”, así como “organizare, propiciare o ejecutare peleas entre animales de cualquier especie”.

También se atribuirían estas penas a quienes realicen actos sexuales con animales o practique la disección de animales con fines diferentes a la investigación. Cuando alguien, ya sea directamente o por medio de un tercero, cause la muerte de un animal de forma dolosa, la pena sería de seis meses a tres años de prisión.

El texto del proyecto exceptúa de la aplicación de estos castigos en actividades como las pesqueras, acuícolas, las de fines de mejoramiento control sanitario o fitosanitario, marcación, control reproductivo o higiene de la respectiva especie animal y las agropecuarias, zootécnicas o ganaderas o veterinarias reguladas de acuerdo con la Ley General del Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA No. 8495).

De igual modo, queda exceptuado cuando se trate de una muerte causada exclusivamente para el autoconsumo personal o familiar, como es el caso de los animales de granjas familiares.

El texto de Ley también detalla responsabilidades que deben de cumplir los dueños de los animales, entre las que destaca garantizarles condiciones vitales básicas, así como el manejo apropiado para evitarles riesgos y daños a la integridad y a la salud.

Mantener espacios destinados a su hábitat en condiciones apropiadas de higiene, y recoger y depositar en lugares apropiados los desechos fecales de las mascotas.

NO se prohíben las actividades tradicionales legales como topes, toros a la tica, cintas, chacho ensebado y boyeros.

Quedan prohibidas las actividades ilegales como peleas de gallos, perros y de otros animales: Prisión de seis meses a dos años a quien directamente o por interpósita persona organizare, propiciare o ejecutare peleas entre animales de cualquier especie.

ACCIONES CONCRETAS POR EL BIENESTAR ANIMAL

1. Educación. Incorporación del tema bienestar animal en el programa de Ciencias del Ministerio de Educación Pública para I y II ciclo.

2. Creación de la Comisión Especial para la Atención de Animales de Compañía en Emergencia (CATPAD), la cual se activó hace un mes por las erupciones del Volcán Turrialba. Se realizaron esterilizaciones, entrega de alimento y reubicación de animales sin hogar.

3. Incorporación de una materia de bienestar animal en la currícula de la Escuela Nacional de Policía, y en la capacitación de 14 mil policías activos. Con la colaboración de Humane Society Internacional, ya se capacitaron 50 policías de la unidad canina y 25 abogados de las direcciones legales regionales de la Fuerza Pública.

4. Desarrollo en un plan piloto de bienestar animal para gobiernos locales, enfocado en esterilización y educación.

5. SENASA seguirá con el trabajo de campo, atención de denuncias y registro de los problemas más frecuentes en el área de bienestar animal. En el mes de junio fueron capacitados los directores regionales de bienestar animal de SENASA y se entregó equipo para atender los casos de animales de compañía.

6. El MEP y el Viceministerio de Juventud elaboraron una iniciativa para insertar el bienestar animal en la cartera de proyectos de los estudiantes de secundaria, con el fin de que puedan realizar el Servicio Comunal Estudiantil, en las organizaciones no gubernamentales especializadas.

7. SENASA conformó el Consejo Asesor de Bienestar Animal, en el que participarán organizaciones no gubernamentales para articular y coordinar acciones de bienestar animal entre sociedad civil e instituciones públicas.

8. El MOPT y el ICE iniciaron la señalización en parques nacionales y zonas protegidas para alertar a los conductores sobre el tránsito de fauna silvestre por las vías.