Educadores en huelga contra el plan fiscal.

El ministro de Educación, Edgar Mora, manifestó que los directores tienen una función de representación patronal y que, por tanto, no pueden participar en movimientos huelguísticos.

El gobierno había dado a los educadores hasta este 26 de noviembre para que retornaran a sus funciones, luego de que la Sala Constitucional diera luz verde al proyecto de reforma tributaria que provocó la huelga de empleados públicos iniciada el pasado 10 de setiembre y que la mayoría de gremios, con excepción del de educadores, levantó a mediados de octubre.

“Quiero recodarles a los directores que su representación patronal, establecida en el artículo 5 del Código de Trabajo, los limita a participar en movimientos huelguísticos; no quiero decir que esto sea un castigo, es una responsabilidad que asumieron y de no retomar sus funciones, además de atrasar el curso lectivo 2019, nos obligará a investir a supervisores y subdirectores en sus puestos”, indicó el jerarca del MEP.

Además, los pagos que reciben miles de educadores por recargos, ampliación de jornada y de lecciones, se atrasarán de manera inevitable debido a la falta de información que debían enviar los directores, para lo cual había fecha límite que venció este lunes, según el informe oficial.

 

Según un análisis efectuado por el MEP, el mayor ausentismo se ubica en las Direcciones Regionales de Educación de zonas rurales como Coto (276), Grande de Térraba (231), Pérez Zeledón (205) Zona Norte Norte (172) y Limón (163).

La Dirección Regional de Educación que menos ausencias presentó es la Regional de Educación de San José Oeste (6). 

Tras 79 días de huelga, un total de 23.285 docentes siguen ausentes de sus puestos, entre ellos los 2.440 directores a los que el MEP se propone sustituir para poder organizar el inicio del próximo curso lectivo.

La huelga de educadores fue declarada ilegal por un juzgado de trabajo, pero los sindicatos apelaron ante un tribunal superior que anuló la sentencia y la devolvió a la primera instancia por considerar que le faltaba fundamentación. El proceso judicial podría prolongarse por semanas o meses.