Contrario a lo que había declarado -que no asistiría al juzgado-, el exmandatario llegó este lunes a los Tribunales de Goicoechea con su representante legal, Rodolfo Brenes, para declarar (dar su versión, según dijo Arias) en la audiencia preliminar destinada a escuchar los argumentos de la defensa, en la causa que presentó la Fiscalía General en contra de Arias por dos casos de prevaricato en la concesión para la explotación de la mina de oro a cielo abierto de Crucitas, en Cutris de San Carlos.

De acuerdo con los alegatos de la Fiscalía, Arias en su condición de presidente de la República (2006-2010), emitió un decreto declarando la concesión para la explotación minera de oro a cielo abierto en la mina Crucitas “de interés y conveniencia nacional” que permitió el cambio de uso del suelo en favor de la empresa Industrias Infinito. Concesión que tras un largo proceso judicial, se demostró que, había sido otorgada de manera irregular ya que estaba vigente el decreto de moratoria a la explotación minera de oro a cielo abierto, declarada por el exmandatario Abel Pacheco (2002-2006).

Antes de iniciar la audiencia, Arias afirmó que se trata de un juicio político sin fundamento jurídico, que más bien responde a la “teoría de la conspiración”. Otro argumento es que los funcionarios le manifestaron que se “sentirían más cómodos” si él firmaba el decreto de conveniencia nacional que permitió hacer el cambio de uso del suelo.

Por su parte el abogado defensor, Rodolfo Brenes, consolida sus alegatos en la afirmación de que la Fiscalía no tiene “ninguna prueba” que indique que Arias cometió el delito de prevaricato o lo ligue con alguna acción irregular.

La reapertura de la causa Crucitas fue uno de los primeros anuncios de la Fiscala General, Emilia Navas, tras asumir funciones en noviembre de 2017. Un año después (noviembre 2018) la Fiscala citó al expresidente a brindar su declaración.

El proceso

El proceso para determinar si el expresidente va a juicio o no, ya avanzó todo lo relativo a la audiencia preliminar de la parte acusadora que incluyó los alegatos de la Fiscalía, la participación de la Procuraduría General y de la Asociación Preservacionista de Flora y Fauna Silvestre (Aprefloras), la parte acusadora.

La audiencia de la defensa inició el viernes y continuó este lunes pero debido a la ausencia por motivos de salud de la abogada de una de las imputadas, el tribunal debió esperar para emitir un criterio.

La Fiscalía logró la reapertura del caso Crucitas aportando nuevas evidencias que dieron pie a la acusación contra Arias dentro del mismo expediente con el que se condenó al ministro de Ambiente y Energía de aquel momento, Roberto Dobles.

En la causa Crucitas, también se investiga a la ex Secretaria de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) Sonia Espinoza Valverde, a la exjefa del Registro Nacional Minero, Cinthya Cavallini Chinchilla, y a Jorge Boza Quesada. También a Carmen Cruz Ramírez, José Corrales Arias y Eduardo Lezama Fernández, miembros de la Comisión Plenaria de la Setena aquel momento.