Los datos de la Unidad Ejecutora del proyecto señalan un 80% de avance general del proyecto por lo que se prevé que esté concluida para el segundo semestre de 2017. En cuanto al avance en puentes puntualiza que 4 de las 8 estructuras ya están concluidas, otros 3 puentes tienen progresos del 98% y 1 no será necesario intervenirlo según lo dispuesto en las adendas autorizadas por la Contraloría General de La República.

La conclusión del corredor vial principal se estima para el primer trimestre de 2017. Esto comprende todos los trabajos en la Ruta de 27 km (ampliación de dos carriles: uno por sentido de circulación), y los 7 puentes vehiculares.

Los datos del proyecto señalan que también otros tipos de intervención presentan notorio progreso, tal es el caso de la limpieza, desmonte y descapote (avance del 99%), el movimiento de tierras (98%) y la construcción de alcantarillas (86%).

La construcción de este nuevo corredor vial permitirá una conexión expedita entre las zonas Norte y Caribe del país, reduciendo en 60,2km el recorrido actual, con importante ahorro en combustible, tiempo de traslado y facilidades de circulación vehicular, dado que la velocidad promedio pasará de 50 km/h a 80 km/h, con trazado más lineal y seguro.

Respecto a las obras adicionales aprobadas en julio del año pasado, ya se trabaja en las 5 intersecciones a desnivel y los 4 pasos directos a desnivel, además se realizan labores en 12 pasos o accesos desde caminos públicos o de fincas a la ruta No.4, y están prácticamente concluidas las obras de mitigación a una finca afectada por el trazado del proyecto. Estos trabajos fueron debidamente identificados en una Auditoría de Seguridad Vial realizada al proyecto original.

Las 9 intersecciones que forman parte de las obras adicionales en el proyecto, contarán con pasos a desnivel (no serán a nivel como lo establecía el contrato original), los cuales eliminarán de la ruta principal el tránsito pesado, como maquinaria agrícola y furgones, propio de la actividad económica de la zona, permitiendo mayor agilidad en el tránsito.

Los avances también son significativos en los puentes: Campamento, Río Caño Negro, Puente San Pedro, Río Toro, Pericos, Río Sardinal, Río Cuarto y Río Tres Amigos.

Avance de intersecciones de la Ruta Nacional 506 que conduce a Pueblo Nuevo. La vía que comunica La Virgen de Sarapiquí con la población de Desamparados. La vía que comunica la población de San Gerardo con la Población de La vía que comunica a poblaciones internas de Desamparados.

Además, el avance ha sido importante en las intersecciones de la vía que comunica la vía San Gerardo al Santuario. La vía que comunica a Santa Rita y Santa Isabel. La vía que comunica a la comunidad de la Victoria. La vía entre Pital y Venecia. La vía entre Altamira, Los Chiles y Muelle.

La construcción del Proyecto Bajos de Chilamate – Vuelta de Koopes, es financiado con el préstamo del Banco de Desarrollo de América Latina (antes Corporación Andina de Fomento) por $52.45 millones, y tiene como contrapartida local ¢1.700 millones. De estos ¢38,7 millones son aportes de las municipalidades de San Carlos, Grecia, Sarapiquí; otros ¢38,7 millones provenientes de la Zona Económica Especial y $22 millones de los adendas autorizados por la Contraloría General del presupuesto del MOPT.