Las zonas piloto en las que se inició el programa son las regiones Brunca y Central Oriental, informó el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), con la participación de las instituciones del Sector Agropecuario y de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El MAG y FAO presentaron este jueves, los logros de esta alianza permite dinamizar las economías locales y ofrecer a los estudiantes productos frescos producidos y cosechados en sus comunidades y además, acerca a los agricultores familiares con el sistema de alimentación escolar.

El proyecto bajo el nombre de Fortalecimiento de los Programas de Alimentación Escolar, nació con el fin de contribuir al desarrollo y fortalecimiento de las políticas públicas de alimentación pre-escolar y escolar en Costa Rica y de la agricultura familiar como proveedor de suministros alimenticios saludables para la comunidad educativa.

Como parte de esta iniciativa participan 58 escuelas, 10 Centros de Educación y Nutrición y Centros Infantiles de Nutrición y Atención Integral (CEN-CINAI) y 6 organizaciones de productores (CAC Fila Guinea, la Cooperativa de Caficultores de Sabalito -COOPESABALITO-, APROFRUT, COOPECOVI, CAC de Buenos Aires y CAC de Pérez Zeledón, CAC de Frailes), beneficiando a 296 agricultores, 10.800 niños y niñas y sus familias.

También se han capacitado 130 docentes de 58 escuelas y 10 CEN-CINAI en huertas escolares a través de la Agencias de Extensión Agropecuaria del MAG de Ciudad Neilly, San Vito, Buenos Aires, San Isidro, con el apoyo del coordinador regional de hortalizas.

Además se elaboró un Manual de Huertas Escolares para este programa que se convirtió en una herramienta pedagógica para la educación nutricional y alimentaria en las escuelas y los CEN-CINAI.

Organizaciones locales

Con el apoyo financiero del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), a través del programa de Ideas Productivas, el apoyo de la FAO y del MAG, se instalaron más de 60 casas sombras o módulos de hortalizas en ambientes protegidos, en la zona de Pérez Zeledón, Buenos Aires, Coto Brus y Corredores.  Y a través del Centro Agrícola Cantonal (CAC) de Fila Guinea y COOPESABALITO, se promueve la compra de hortalizas a los agricultores familiares para la alimentación de los niños.

 El proyecto, igualmente, fortaleció la articulación interinstitucional, mediante la firma de un convenio de cooperación entre el Ministerio de Educación Pública (MEP), el Ministerio de Salud (MS), el MAG, el IMAS, el Consejo Nacional de Producción (CNP), el Instituto de Desarrollo Rural (INDER), la Dirección Nacional de CEN-CINAI y la FAO, para orientar los esfuerzos técnicos y financieros para impulsar la alimentación infantil saludable y la agricultura familiar local.

Precisamente con el fin de conocer más a fondo los resultados del plan, la Viceministra del MAG, Ivannia Quesada Villalobos, visitó recientemente la zona de San Vito, en compañía del Coordinador Residente de la FAO en Costa Rica, Octavio Ramírez, funcionarios del MAG de otras regiones interesados en conocer la experiencia y el equipo coordinador del proyecto.

Durante el recorrido, visitó la escuela de Fila Tigre, el Colegio Fila Guinea, varias casas sombra de Fila Guinea y el Centro Agrícola Cantonal de esa comunidad, donde se evidencia la articulación institucional en torno a la iniciativa.

“Para el MAG la agricultura familiar es muy importante.  La mayor parte de proyectos que se atienden van enfocados a este concepto.  Para nosotros es  trascendental que los niños aprendan a consumir y producir hortalizas. Además, este plan piloto demuestra que puede convertirse en un motor para generar economía local, apoyar la producción y contribuir con la seguridad alimentaria”, expresó Quesada Villalobos.

“Este proyecto ha sido ampliamente exitoso, por lo que se analiza su replicabilidad en otras regiones del país. Es importante indicar que la coordinación y articulación institucional se convierte en un elemento clave, todo lo cual contribuye al fortalecimiento de las organizaciones de agricultores familiares desde una perspectiva integral”, acotó Octavio Ramírez, Coordinador Residente de la FAO en el país.