Estimados amigos y amigas,

Fui fundadora del PAC y colaboradora hasta la "convención" donde Román no podía ganar frente a la maquinaria de Ottón Solís, ahí decidí retirarme de una copia al carbón de los partidos tureca y tradicionales. 

Sé que hay gente valiosa en el PAC que por razones que no logro comprender ni se retiran del partido ni se le plantan a Ottón.  Dicen que "las cosas están cambiando" pero yo las veo iguales o peores  ¿Qué pasa?  Otros intentan fundar nuevos partidos cuando en este país los partidos se pueden comprar de a dos por cinco, como cuando éramos niños y comprábamos confites a ese precio.  Mucha gente entra en absoluta apatía y resignación, pero la gran mayoría del pueblo lo que anhela es un verdadero cambio, una acción que venga de abajo hacia arriba, sin buscar un gran líder sino un movimiento de raíces como el de los Comités Patrióticos que demostró no se necesitaban figurones, sino que fueron precisamente los figurones los que como árboles viejos y podridos, solo hacían sombra, aún así quienes optamos por el NO avanzamos firmes y vigorosos, fue un reverdecer que no pudo seguir pues los troncos viejos cayeron, se pudrieron y fragmentaron el verdor... pero ahí está, fragmentado esperando que se retiren los troncos podridos.

Con María he tenido discrepancias y puntos de vista encontrados, pero en este texto no puede plantear con mayor claridad lo que está sucediendo.

Ottón Solís no nos representa, no actúa con rectitud ni transparencia, hace lo que le viene en gana como si se tratara de un iluminado, está resuelto a terminar con la Alianza para así devolver el control de la Asamblea al PLN, único refugio institucional que no mangonea el PLN (¿o no nos hemos dado cuenta como tiene coptado el TSE, el Poder Judicial, la Fiscalía, TODO), lo único que no manejó al 100% el PLN fue la Asamblea Legislativa ante la sagacidad de Juan Carlos Mendoza.

En las elecciones del 2010, a última hora una frágil alianza llevó a Rolando Araya y a Walter Muñoz a retirarse de la contienda y a votar por Ottón Solís, yo me uní un poco a regañadientes a la misma, pero al llegar a la urna, luego de marcar con "X" la casilla de Ottón, me encolerizó ver el nombre de Mónica Segnini, una de las grandes del Sí y luego de tachar el nombre de ella, resolví anular el voto presidencial, para diputados voté por Eva Carazo, en la seguridad que José María Villalta llegaba, pero deseaba ver a ese mujerón en el Congreso; no fue posible, pero por lo menos logramos un buen representante con Villalta.

Hoy, luego de leer el mensaje que va abajo de María R. Vargas me pregunto ¿Qué hace la gente buena en este país viendo impabidos y sin reacción alguna lo que sucede?  ¿Esperan que en el 2014 nuevamente nos hagan la misma jugada del tonto? ¿vamos a dejar la cancha abierta al PLN para que consolide su sueño de convertirse el en PRI tico y quede en el poder los próximos 50 años?  ¿Alguien de ustedes ha calculado cómo podrían quedar las próximas elecciones una vez que los Arias hayan sacado del ring a Johnny Araya con alguna maniobra como la que le hicieron a Rolando Araya?  La mesa está servida ¿seremos los meseros sumisos que serviremos solamente para seguir engordando al enemigo y luego recoger los platos rotos? 

Yo no voy a colaborar más en mi propia esclavitud y destrucción.

Un afectuoso saludo, Flora Fernández