Consejo de Gobierno destituyó al presidente del SINART

El Consejo de Gobierno destituyó este martes al presidente del Sistema Nacional de Radio y Televisión (SINART), Mario Alfaro, quien enfrenta una investigación por un posible tráfico de influencias iniciado en la anterior administración, del ex presidente Luis Guillermo Solís.

“La separación, que regirá a partir de este mismo mes, la tomó el Consejo de Gobierno luego de conocer las conclusiones del informe de investigación ordenado con respecto a Alfaro Rodríguez”, señala un comunicado oficial.

Dicho comunicado explica también que la oficina de asesoría legal del  consideró que el Consejo de Gobierno tiene plena competencia para remover al presidente de esa institución, de conformidad con las disposiciones legales que la regulan.

El gobierno determinó además que la investigación en torno a la conducta atribuida a Alfaro deberá continuar en la vía judicial, por lo cual trasladó el expediente al Ministerio Público.

En cuanto a si al funcionario le asiste el derecho de un pago de cesantía, el gobierno del presidente Carlos Alvarado pedirá un criterio a la Procuraduría General de la República, explica el comunicado.

En las últimas semanas de la administración Solís, se abrió una investigación sobre una denuncia en contra de Alfaro, quien supuestamente habría tratado de favorecer a una empresa integrada por familiares cercanos.

Los cargos, que el presidente del SINART ha negado reiteradamente, se refieren a un supuesto intento por influir para que el Instituto de Fomento Cooperativo (INFOCOOP), a través del Consejo Nacional de Cooperativas de Autogestión (CNCA) otorgara un préstamo de 500 millones de colones a una empresa cooperativa de “factoreo”, integrada por familiares cercanos del funcionario.

Según documentos entregados por dicha cooperativa junto a la solicitud de crédito, entre los clientes que utilizarían los servicios de factoreo, estaba el SINART.

Alfaro ha rechazado tales acusaciones y asegura que, como presidente del SINART, solo estaba interesado en conocer de dicho sistema como una posibilidad para agilizar los movimientos de la agencia de publicidad que funciona en el SINART, pero que en ningún momento había pensado en hacer negocios con la empresa de sus familiares.