• La economía argentina en picada

Centrales obreras convocan a una huelga general en Argentina

El anuncio sucede en una jornada en la que el peso argentino se devaluó un 8,15 por ciento y en la que Macri anunciara que el FMI adelantará parte de los 50.000 millones de dólares acordados para el rescate. Los movimientos sociales adhirieron al paro laboral del 25 de setiembre. 

Argentinien Generalstreik (Getty Images/AFP/E. Abramovich)

La Confederación General del Trabajo de la República Argentina (CGT), la mayor central obrera del país, confirmó hoy (29.08.2018) para el 25 de septiembre una huelga general contra la política económica del Gobierno de Mauricio Macri, la cuarta desde que este llegó al poder y segunda en el año.

En declaraciones a la prensa tras celebrar en Buenos Aires un plenario de secretarios generales, Héctor Daer, uno de los tres máximos dirigentes de la cúpula sindical, destacó, sin dar más detalles, que será un paro por 24 horas, sin movilización.

A la medida tomada por la CGT se sumó una huelga por 36 horas que anunciaron hoy las dos ramas de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), que agrupa principalmente a los gremios de trabajadores estatales, entre otros, y que comenzará el 24 de septiembre.

El anuncio fue hecho público en una jornada en la que el peso argentino se devaluó un 8,15 por ciento, al cerrar en la marca récord de 34,50 pesos por dólar.

También tuvo lugar horas después de que Macri anunciara que el Fondo Monetario Internacional (FMI) adelantará parte del dinero del acuerdo stand-by para garantizar el cumplimiento de los compromisos financieros de 2019, en una medida destinada a recuperar la confianza de los mercados en la solvencia del país sudamericano.

Argentina firmó en junio un acuerdo stand-by con el FMI por 50.000 millones de dólares a lo largo de tres años para apuntalar el programa económico de Macri.

El paro será el cuarto que la central convoca contra el Gobierno desde que Macri llegó al poder, en diciembre de 2015, y busca rechazar el rumbo económico del país, marcado por la fuerte inflación y una devaluación del peso de más del 68 por ciento en lo que va de año.

(dpa/efe).