• Violación sistemática de los Derechos Humanos

El informe de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU sobre Nicaragua

Por Nicolás Boeglin*. Este 29 de agosto, fue dado a conocer el informe preparado por la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) sobre la situación de violencia que vive Nicaragua desde el pasado 18 de abril. 

Foto de la nota "Nicaragua convulsionada por represión de protestas al Gobierno", La Prensa Gráfica, edición del 21/04/2018.**

El informe presentado este 29 de agosto se elaboró a partir del "monitoreo de derechos humanos realizado por la Oficina Regional para América Central de la OACNUDH y, desde el 26 de junio de este año, por un equipo de la OACNUDH desplegado en Managua" (página 7), y consta de unas 47 páginas (véase texto completo).

En las páginas 24-27, el informe remite a datos sobre el número exacto de personas fallecidas, que varía según las autoridades y las organizaciones civiles. Se lee que: "La cifra presentada por la Policía Nacional representa casi el doble del número de homicidios reportados durante los meses de abril y julio en 2017 (105) 78, lo cual sugiere que la cifra oficial de muertes relacionadas con la crisis está incompleta y diverge significativamente de las estimaciones de la Comisión de la Verdad, Justicia y Paz y de otras fuentes independientes" (p. 26).

Se recomienda la lectura completa del informe, así como la parte de conclusiones y de recomendaciones finales, de manera a poder apreciar mucho mejor la labor de fiscalización ejercida por un órgano de derechos humanos como la OACNUDH y la urgente necesidad de implementar sus recomendaciones.

Al respecto, el informe concluye haciendo las siguientes recomendaciones a las autoridades de Nicaragua, entre muchas otras:

"1. Poner fin inmediato al acoso, intimidación, estigmatización, criminalización (incluido a través del uso de legislación anti-terrorista), y cualquier otro tipo de represalias en relación con la participación en las protestas, incluidas contra los manifestantes, personas defensoras de los derechos humanos, opositores políticos, periodistas y otros.

2. Desmantelar y desarmar inmediatamente los elementos armados progubernamentales, y proteger a la población de ataques y otros actos ilegales y violentos.

3. Asegurar que se realicen prontamente investigaciones independientes, imparciales, efectivas, completas y transparentes en relación con todas las denuncias de serias violaciones a los derechos humanos y abusos que han ocurrido desde el 18 de abril, especialmente ejecuciones extrajudiciales, tortura, desapariciones forzadas de personas, arrestos y detenciones arbitrarias o ilegales; asegurar que las investigaciones criminales incluyan a todos aquellos que perpetraron, directa o indirectamente, ordenaron, apoyaron o toleraron dichos actos, incluyendo la cadena de mando de las autoridades implicadas. Estos actos no deberían quedar sin sanción.

4. Detener todos los arrestos ilegales, y liberar a todas las personas que han sido detenidas arbitrariamente; asegurar que el derecho al debido proceso de todas las personas acusadas sea respetado y que cualquier acusación criminal contra ellas sea acorde con los principios de legalidad, proporcionalidad y responsabilidad individual.

5. Asegurar que información precisa y actualizada sobre personas privadas de libertad y la ubicación de su detención esté disponible públicamente; que las personas sean informadas con rapidez de las razones de su arresto, tengan acceso a un abogado de su elección y sean prontamente llevadas ante un juez, y se les garantice su derecho a un juicio justo"(p. 43 del informe).

Este informe de la OACNUDH viene a actualizar y a completar la información proporcionada esta vez por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (véase nota nuestra con remisión al informe como tal, con fecha del 21 de junio del 2018).

Para este próximo 5 de setiembre, está previsto una primera sesión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para abordar la situación que se vive en Nicaragua, según trascendió en medios nicaragüenses (véase nota de prensa): en la actualidad, entre sus Estados Miembros, el Consejo de Seguridad cuenta con la presencia de Bolivia y de Perú por parte de América Latina (véase enlace oficial sobre la composición actual del Consejo de Seguridad).

La presentación de este informe de la OACNUDH fue precedida 48 horas antes por una reunión, en Nueva York, entre el máximo jerarca de Naciones Unidas y el jefe de la diplomacia nicaragüense (véase nota de France24).

(* Profesor de Derecho Internacional Público, Facultad de Derecho, Universidad de Costa Rica)

(** Foto extraída de nota de prensa "Nicaragua convulsionada por represión de protestas al Gobierno", La Prensa Gráfica, edición del 21/04/2018)