“Estas personas han recibido solo del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) 10.859 millones de colones en inversión”, precisó el informe presentado por la vicepresidenta Ana Helena Chacón y el ministro de Desarrollo Social y presidente del IMAS, Carlos Alvarado.

Un elevado número de las personas favorecidas por el programa (34.967) son niños y niñas menores de 12 años, así como mujeres jefas de hogar (16.635). entre los dos grupos representan el 82% de los beneficiados.

Alvarado explicó que la meta que se impuso el gobierno para los primeros dos años fue atender a 27.300 familias, por lo que ya se ha cumplido con el 76% del objetivo.

Para todo el periodo de la administración Solis, se tiene la meta de atender a 54.600 familias en condición de pobreza extrema en los 75 distritos más pobres del país.

“A diferencia de los demás programas que hasta ahora tenía el Estado, esta es una estrategia nacional articulada, que propone salir a buscar a las familias a sus casas y no esperar a que estas lleguen a las instituciones. Esto es posible, gracias a la tecnología de los mapas sociales que según la información emanada del censo del 2011, permite saber dónde viven las familias más pobres del país”, señala el informe.

Además, Puente al Desarrollo busca desarrollar las capacidades y habilidades de las familias para que estas logren superar la pobreza y que esta sea una superación sostenible en el tiempo.

El puente entre las familias y las instituciones del Estado se concreta a través de cogestores sociales que se desplazan por el país trabajando con los beneficiarios.

“El objetivo principal de esta propuesta es atender a las familias en condición de pobreza extrema, desde un enfoque multisectorial e interinstitucional que garantice el acceso al sistema de protección social, al desarrollo de capacidades, al vínculo con el empleo, a las ventajas de la tecnología, a la vivienda digna y al desarrollo territorial”, señaló Alvarado.