Detienen a 31 policías por robos, allanamientos ilegales, abusos y otros delitos

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detuvo este miércoles a 31 oficiales del Ministerio de Seguridad Pública sospechosos de cometer numerosos delitos en la provincia de Limón, como robo agravado, privación de libertad y allanamiento ilegal entre otros, informó la Fiscalía.

“Se trata de funcionarios asignados al Grupo de Apoyo Operacional (GAO) y entre ellos oficiales de la unidad táctica conocida como “Linces”, quienes, en apariencia, incurrieron en los delitos entre enero y junio del presente año en sectores como Cieneguita y barrio Cristóbal Colón”, en la provincia caribeña.

A los detenidos se les tomará declaración en el transcurso del día y luego se solicitará al juez correspondiente la aplicación de medidas cautelares adecuadas para mantenerlos vinculados al proceso, explicó la Fiscalía.

Según explica un comunicado, los policías se movilizaban en carros oficiales para cometer fechorías amparados en su condición de oficiales.

Entre los hechos denunciados figura el allanamiento ilegal de al menos cinco viviendas, en las que los sospechosos se apropiaban de dinero en efectivo, relojes, joyas y licor, entre otros bienes.

“Se cree que todas estas acciones, aunque eran efectuadas bajo la premisa de ser parte de los actos oficiales del Ministerio de Seguridad Pública, no eran registradas en las bitácoras que los oficiales confeccionan, ni eran reportadas a los superiores de estas unidades especializadas”, señala el comunicado.

El fiscal adjunto de Fiscalías Territoriales, Mauricio Boraschi, destacó el hecho de que, aunque la intención de llevar estas unidades a la provincia de Limón es mejorar la seguridad ciudadana, “no vamos a permitir que se lesionen derechos fundamentales de los ciudadanos, y vamos a investigar a fondo”.