• Avanzan en investigaciones por el caso del “cemento chino”

Fiscalía allanó oficinas y domicilios de dos diputados y el viceministro de Hacienda

Este mediodía seguía en curso el allanamiento a las oficinas y domicilios de los diputados Otto Guevara (ML) y Víctor Morales Zapata (independiente antes del PAC), y del viceministro de Hacienda Fernando Rodríguez, por parte de la Fiscalía General de la República y agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ). 

La diligencia que se realiza en el Congreso es dirigida por la fiscala general, Emilia Navas, debido a que la legislación nacional exige que sea la jefatura del Ministerio Público la que asuma las investigaciones que vinculan a integrantes de los supremos poderes que gocen de inmunidad, como es el caso de Guevara y Morales.

La autorización de allanamiento la dio la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia, en virtud de que se trata de personas investigadas que son miembros de los supremos poderes a solicitud de la fiscala general, Emilia Navas, quien dirige las diligencias judiciales, al tratarse de investigados que tienen inmunidad. El Código Procesal Penal los faculta a hacer el procedimiento.

En los allanamientos participan siete fiscales, cinco magistrados suplentes de la Sala Tercera y agentes de la Sección de Fraudes del Organismo de Investigación Judicial. Se desconoce el tiempo que tardará el desarrollo de los allanamientos.

Las oficinas públicas corresponden a los diputados Morales y Guevara, así como la de los asesores del último legislador. La cuarta oficina pertenece a Rodríguez, viceministro de ingresos del Poder Ejecutivo.

También se allanan las casas de los diputados, ubicadas en Heredia y Escazú, respectivamente, y la del Viceministro, también localizada en Heredia. El objetivo es recopilar prueba relacionada con el delito por el cual se les investiga: tráfico de influencias, bajo las causas penales 15-00022-0033-PE (contra los legisladores) y 17-00032-0621-PE (contra Rodríguez).

Las acciones operativas están relacionadas con el caso conocido mediáticamente como “cemento chino”, investigado bajo un nuevo análisis jurídico y probatorio, desde el 13 de octubre anterior.