Limón no puede seguir con una carretera que un día si y otro también se ve interrumpida por los derrumbes, afirmó el ministro Rodolfo Méndez.
Limón no puede seguir con una carretera que un día si y otro también se ve interrumpida por los derrumbes, afirmó el ministro Rodolfo Méndez.

“No es posible que Limón siga sufriendo con una conexión al resto del país que un día sí y otro también se ve interrumpida”, afirmó el funcionario en declaraciones a la prensa.
Consideró además inaceptables los frecuentes incidentes de ciudadanos que quedan atrapados en esa carretera a consecuencia de los derrumbes. 
Méndez explicó que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se encargará de contratar una empresa internacional que garantice la calidad de los estudios, los cuales podrían estar listos en unos 18 meses.
Esa misma consultoría daría también las recomendaciones para la contratación de la empresa ejecutora.
Este proyecto, unido a la ampliación del tramo Río Frío-Limón, que se encuentra en etapa de desarrollo, permitirá a la provincia caribeña contar con una carretera moderna y funcional.