• Análisis crítico de informaciones de la prensa

En tiempo de ''crisis fiscal'' ¿dónde se informan los costarricenses?

Según el CIEP de la Universidad de Costa Rica (UCR) la tendencia indica que, aunque los costarricenses utilizan la televisión como principal fuente de información sobre el tema de crisis fiscal, hacen una lectura crítica de estas. 

En tiempo de ''crisis fiscal'' ¿dónde se informan los costarricenses?(Foto: ODI)

Ileana Lacayo Ortíz*

Las personas dicen informarse más sobre el plan fiscal y la huelga por medio de las noticias en televisión (62%), seguido por la prensa en las redes sociales (16%) y en menor frecuencia por la prensa escrita (6%), reveló el estudio de opinión pública del Centro de Investigación en Estudios Políticos de la Universidad de Costa Rica (CIEP-UCR), de finales de setiembre.

De acuerdo con Carlos Brenes, doctor en Comunicación Política e Investigador del CIEP-UCR, este patrón es muy común en democracias occidentales, donde el medio preferido es la televisión, seguido de las informaciones en redes sociales. “Las personas de mayor edad son las que prefieren la televisión, la gente joven se informa más a través de las redes sociales. Con el cambio generacional esta tendencia se modificará; por eso, vemos que los medios de comunicación tradicionales usan también las redes sociales”.

Con este panorama, entrevistamos a Katia Moya, tiene 18 años y trabaja como vendedora en una tienda en el centro de San José. Ella ve poca televisión y busca en Facebook las publicaciones de los medios de comunicación: “no me gusta leer mucho; por eso, prefiero las redes sociales, el resto lo platico con mis compañeros y amigas por el Whatsapp”.

Según el análisis de Brenes, los medios de comunicación siguen siendo un referente importante para la sociedad de Costa Rica, pues los utilizan para conocer sobre los temas oficiales. Pero, las ventajas de contar con múltiples formatos y formas de información en las redes sociales, como Facebook, Whatsapp, Instagram y Twitter, permite generar mayor crítica y libertad de opinión.

Por su parte, Juan Carlos Guevara, tiene 69 años, es jubilado y dice que ahora invierte más tiempo en informarse: “a diario leo todo el periódico y veo un par de noticieros televisivos, pero los medios nos quieren hacer creer que lo del plan fiscal es bueno, que es lo que necesita el país para seguir creciendo; sin embargo, es todo un chorizo que beneficia solo a los ricos y famosos de este país”.

Al respecto, Rotsay Rosales Valladares, director del Observatorio de Política Nacional de la UCR, expone que hay una hipótesis que se corrobora con los datos de la encuesta: “a pesar que nos informamos por medios tradicionales –y que estos tienen una posición dominante y hegemónica, congruente con la oficialista del Gobierno y sus fracciones de la Asamblea Legislativa–, hay mayor escepticismo, mayor reflexividad y procesamiento de la información que consumimos como sociedad”.

“Hay una ciudadanía que es cada vez más juiciosa y crítica, sabe claramente que a pesar de que los medios dominantes no digan desde que posición están informando o enfocando las noticias, la gente sabe dónde ubicarlos, reconocen claramente a quién y cuánto apoya La Nación, Telenoticias, el Diario Extra y Repretel”, señala Rosales.

El investigador del CIEP-UCR, Brenes, concuerda con la hipótesis planteada por Rosales y señala que “los resultados de la encuesta coinciden con otros estudios similares en sociedades de democracias modernas, dónde la población busca los medios tradicionales para informarse sobre los problemas que la afectan, pero eso no se traduce en que confía totalmente en el enfoque del medio”.

52% apoya la huelga

Los resultados de la encuesta del CIEP-UCR confirman que el movimiento de protesta contra el plan fiscal tiene el apoyo popular del 52% de la población que legitima el movimiento de huelga y solo un 26% lo desaprueba. El respaldo es amplio, diverso y consistente con la sensación de malestar ciudadano con la política. (Encuesta del CIEP: costarricenses proponen renegociar el proyecto fiscal)

El apoyo al movimiento de huelga en oposición a las reformas fiscales es mayor entre las personas con nivel educativo de primaria o menos, entre los más jóvenes (18-34 años) y en las provincias de Guanacaste, Puntarenas y Limón. El rechazo a la huelga es mayor en San José, Heredia y Cartago, lo cual expresa la división centro-periferia que se observó en las pasadas elecciones.

Sin embargo, frente a las vías concretas utilizadas en la protesta, ese apoyo se diluye. Las personas entrevistadas desaprueban los métodos empleados por los manifestantes, no respaldan los principales objetivos de la protesta y no dan buena calificación a los líderes visibles de ella ni al sindicalismo.

La mayoría de la población desaprueba los bloqueos, el cierre temporal de servicios médicos, el cese de las clases y el bloqueo para distribuir el combustible. Mientras que las marchas son evaluadas positivamente por el 76% de las personas.

(* Colaboradora ODI/UCR)