• Ministra de Hacienda ante Asamblea Legislativa

Gobierno presentó un plan de contención del gasto público con duros recortes

Como preámbulo a la presentación de las reformas fiscales, la administración Alvarado Quesada dio a conocer su plan de contención de gasto público con fuertes medidas de austeridad que fueron anunciadas ante un plenario legislativo expectante. La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, fue respaldada por la bancada oficialista que luego de conocer el plan de contingencia pidió la aplicación de la vía rápida (norma  208 bis) al trámite del Proyecto de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas. 

Este es un compromiso asumido como una de las acciones para una solución integral al problema estructural de las finanzas públicas, con el objetivo de no poner en riesgo la estabilidad, el crecimiento económico y evitar los impactos que tendrían en las poblaciones más vulnerables del país, señalo la ministra de Hacienda ante el plenario legislativo.

La presentación del plan de contención del gasto público como el Proyecto de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, que contiene las medidas fiscales necesarias para empezar a paliar la tendencia creciente a aumentar del gasto público, demuestran la voluntad política de evitar escenarios de riesgo al país.

El apoyo de los diputados del Partido Acción Ciudadana (PAC) a lo que ya se considera como medidas históricas presentadas por la administración Alvarado Quesada, fue unánime.

Según los diputados del PAC, recogen “la instrucción expresa del Presidente de la República, de trabajar con tenacidad con el único objetivo de evitar escenarios de riesgo a nuestro país”.

“Reconocemos el enorme esfuerzo que realiza el gobierno central con este conjunto de medidas de control del gasto, las cuales tienen la voluntad inequívoca de enfrentar, tanto con decisiones administrativas extraordinarias, como con la aprobación de los proyectos que se encuentran y se presenten en la corriente legislativa, una solución integral al déficit fiscal. Estas acciones no afectan a ninguna persona que trabaja en el sector público, no afectan sus salarios, ni mucho menos programas esenciales para la ciudadanía”, afirmó el jefe de fracción, Víctor Morales Mora.

Con total convencimiento la fracción oficialista del Partido Acción Ciudadana (PAC) realiza todos los esfuerzos necesarios para arreglar un problema estructural que no hemos logrado resolver, como sociedad, en los últimos 30 años, por lo cual se urge a las fuerzas políticas representadas en la Asamblea Legislativa continuar con los espacios de diálogo que deriven, con prontitud en la aprobación de la vía rápida para aprobar el plan de fortalecimiento de las finanzas públicas, el cual es necesario para obtener recursos frescos.

“Las medidas adoptadas son serias, necesarias y una demostración de que hay voluntad y decisión. El Gobierno ha hecho su parte, ahora corresponde a la Asamblea Legislativa. Es necesario un acuerdo para mostrar una señal al pueblo de Costa Rica de que estamos trabajando por su bienestar, en defensa de las conquistas sociales y dar una señal de que somos capaces de tomar decisiones históricas que protejan y consoliden nuestro sistema democrático, inclusivo, solidario”, enfatizó la subjefa de fracción, diputada Nielsen Pérez.

Compartimos lo expresado por la Ministra de Hacienda durante su presentación ante la Asamblea Legislativa, agregó Pérez, al indicar que “nuestro país enfrenta desafíos que solo podrán ser atendidos si logramos sanear las finanzas públicas y mantener la sostenibilidad fiscal en el mediano plazo. El mejoramiento de la calidad de la educación, el mantenimiento y ampliación de la obra pública, programas de vivienda social, así como una mayor cobertura de los sistemas de salud, son iniciativas que requieren de un sano y correcto financiamiento. Los logros sociales que hasta hoy hemos alcanzado están en peligro y más aún si no atendemos con prontitud y responsabilidad el estado de las finanzas públicas”.

Destacaron los esfuerzos que en este sentido se están haciendo, desde el gobierno anterior venimos fortaleciendo la mejora en recaudación, entre 2013 y 2017 el impuesto de la renta registró una mejora de cerca de un punto de PIB (de 4,1% a 4,8%); un más eficiente control del gasto que  pasó de crecer en dos dígitos a solo uno (14% en 2013 a 9,1% en 2017); la desaceleración de las remuneraciones que pararon de crecer y se ubicaron en 7% en el 2017 y una eficiente gestión de la deuda que logró aumentar el plazo de maduración de la deuda (6,8 años en 2013 a 8,2 años en 2017), puntualizó el diputado Welmer Ramos.

“A esto se suman la aprobación en la anterior Asamblea Legislativa de 8 leyes para control de pensiones, lucha contra el contrabando, el fraude fiscal, impuestos a personas jurídicas y eficiencia en la administración de los recursos públicos. Costa Rica requiere de nuevos ingresos y esta es una decisión que cada vez se nos hace más urgente con una propuesta progresiva y que genere recursos para atender los desafíos de nuestra población”, indicó Ramos.

Los legisladores destacaron que la fracción oficialista impulsa una discusión seria, basada en el diálogo, pero con el sentido de urgencia que han reconocido los partidos políticos, durante la pasada campaña electoral y que nos señalan tanto organismos nacionales e internacionales como impostergables.