El nuevo órgano se llamaría Dirección de Inteligencia Estratégica Nacional (DIEN) y operaría como “un centro de acopio y tratamiento de información de relevancia para la toma de decisiones públicas, con un marco jurídico que facilite su fiscalización y evite la desviación de sus atribuciones”, afirmó el funcionario.

“El objetivo de este Proyecto de Ley es despolitizar y transparentar el organismo de inteligencia actual para llevarlo hacia la modernización y profesionalización, para que evolucione de organismo de inteligencia de gobierno, a un organismo de inteligencia de Estado”, señala la exposición de motivos de la iniciativa.

El ministro señaló la importancia de que el proyecto sea debatido ampliamente por la sociedad civil y los partidos políticos representados en la Asamblea Legislativa, para lograr tales objetivos de la mejor manera posible.

“Nos complace cumplir con el compromiso de presentar una propuesta que permita iniciar la formación de una cultura nacional de inteligencia. Es hora que en Costa Rica demos un salto cualitativo en esta materia. Nuestro mayor anhelo es que al final de esta gestión, la ciudadanía se sienta más segura con el aporte positivo de la DIEN”, señaló por su parte el director del organismo, Mariano Figueres.