El ministro de Seguridad Pública, Michael Soto, confirmó que se trató de un artefacto “tipo molotov”, lanzado la noche del jueves contra el inmueble, pero que no causó ningún daño de relevancia.

El funcionario explicó que los autores del atentado habrían dejado una nota en la que se manifiestan contra el fallo de la Sala Constitucional que avaló la aprobación del proyecto de ley conocido como “Plan fiscal”.

“Se ha formulado la denuncia y se ha hecho la inspección técnica. Estamos buscando videos. Es un acto cobarde de algunas personas con rasgos psicopáticos, que lo que busca es amedrentar. “El contenido denota una amenaza solapada de contenido político contra el plan fiscal”, aseguró el ministro.

La nota afirma que “ante el inminente ataque a los sectores más empobrecidos” y “el innegable crecimiento de la pobreza que implica un plan regresivo, cobrando al pueblo una crisis provocada por los ricos”… “nos organizamos y le informamos a los poderes de este país que no estamos derrotados, que vamos a seguir luchando, vamos a seguir accionando de las formas que sea necesario”.

Y agrega: “ustedes tienen tomados a todos los poderes e instituciones del país, pero nosotros tenemos tomadas las calles y cada espacio público. Somos muchos y estamos por todas partes, llevamos un solo rostro, el del pueblo”.