Sindicatos se preparan para enfrentar "linchamiento" a los trabajadores públicos

Las medidas anunciadas por la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, para reducir el déficit fiscal ponen toda la carga del problema en los trabajadores del sector público y no tocan a los empresarios evasores de impuestos, afirma la dirigencia sindical que ya anuncia las medidas “que sean necesarias” para oponerse a lo que definen como “un linchamiento”.

Los sindicatos consideran que la promesa de que estas medidas no afectarán a los empleados públicos actualmente en servicio es engañosa y aseguran que sí habrá afectaciones muy importantes para este sector laboral.

“La solución que ella (la ministra) ve en estas circunstancias y que todo el gobierno y posiblemente muchos políticos comparten, es atacar los salarios, impactar los presupuestos de las instituciones públicas, congelar plazas y limitar servicios”, dijo a Informa-tico.com Luis Chavarría, secretario general de UNDECA, sindicato de los trabajadores de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y uno de los más fuertes del sector público.

“¿Cómo no va a haber afectaciones directas si se habla del congelamiento de salarios y anualidades, si además se obliga a los jerarcas de las instituciones a negociar las convenciones colectivas que se van venciendo hacia la baja? Esto ya ha pasado con las convenciones de la Universidad de Costa Rica, de Fuerza y Luz, de Recope y Sintrajap”, puntualizó Chavarría.

Existe además la realidad de que al menos 100.000 trabajadores interinos, muchos de ellos han estado en esa condición durante muchos años, y a ellos sí les van afectar todas las medidas anunciada por el gobierno, aseguró el dirigente sindical. Chavarría estima en 55.000 el número de interinos en solo dos instituciones, 25.000 en la CCSS y en 30.000 en el Ministerio de Educación.

El dirigente sindical lamentó que en su comparecencia del miércoles ante el plenario legislativo, la ministra de Hacienda no se refiriera a temas que están directamente relacionados con el déficit, como las prácticas de evasión y elusión tributaria y las exoneraciones que benefician a un gran sector del empresariado.

El dirigente de UNDECA dijo que todo movimiento sindical del sector público está unido para enfrentar “este linchamiento”.

En este momento, explicó, están desarrollando un proceso de diálogo con representantes del Poder Ejecutivo, de la Asamblea Legislativa, la iglesia católica, el movimiento cooperativo, el movimiento solidarista, en busca de lograr una apertura del diálogo, de agotar vías.

Sin embargo, de no lograrse los objetivos por esa vía, “estamos preparados para oponernos a este ataque contra los trabajadores de la forma que sea necesaria y en el momento que se considere oportuno”, advirtió Chavarría.