Familias pobres no pagarán por consumo básico de electricidad

Un “plan de tarifas solidarias” anunciado este lunes por el gobierno, hará posible que familias en condición de pobreza paguen menos por los servicios de electricidad.

Los hogares en pobreza extrema estarán exentos de pagar los primeros 100 kilowats, mientras que los que se encuentren en pobreza básica solo deberán pagar el 50% por esa misma cantidad de energía, según el decreto firmado por el presidente Luis Guillermo Solís.

En concreto, estas familias solo pagarán entre 744 y 1.300 colones mensuales por rubros como el impuesto de Bomberos, alumbrado público y costo variable de los combustibles. Por encima de esto, solo deberán cancelar lo que consuman por encima de los 100 KW, explicó la viceministra de Energía, Irene Cañas.

El beneficio alcanzará a las familias incluidas en el programa Puente al Desarrollo, unas 27.300, pero también a los hogares que se encuentran dentro de los distritos de atención primarios del IMAS.

“El esquema tarifario será definido por Aresep y se financiará con recursos del sector residencial, no se contará con recursos de otros sectores ni fondos del gobierno ni de sus instituciones”, precisó un comunicado oficial.