El gobierno llama a los sindicatos a una mesa de diálogo

El presidente Carlos Alvarado llamó a los sindicatos a retomar la mesa de diálogo con el fin de buscar soluciones conjuntas a la severa crisis fiscal, luego de que la Unidad Sindical anunciara el jueves una huelga nacional por tiempo indefinido a partir del 10 de setiembre, en oposición al proyecto de reforma fiscal que discute la Asamblea Legislativa. 

El mandatario designó a los ministros de la Presidencia, Rodolfo Piza, y de Trabajo, Steven Núñez para encabezar el diálogo con la dirigencia sindical a partir de este mismo viernes. 
Alvarado hizo un llamado a “trabajar por lo que nos une, por un país más equilibrado que genere oportunidades para todos” y destacó que es necesario encontrar una solución balanceada que permita preservar los programas sociales en defensa de las poblaciones más vulnerables.
La profundización de la crisis financiera del sector público “afectaría a ese sector más que a nadie”, advirtió.Los sindicatos rechazan el proyecto de reforma tributaria que discuten los diputados por considerar que carga a los más pobres con nuevos impuestos, arrebata derechos adquiridos a los empleados públicos y no toca las exenciones que gozan ciertos sectores empresariales ni endurece los controles contra los grandes evasores de impuestos.
Las organizaciones laborales han planteado un proyecto de reforma tributaria alternativo el cual, según sus estimaciones, permitiría al gobierno recaudar impuestos equivalentes a un 4,2% del Producto Interno Bruto (PIB), dos veces y media más que lo que generaría el proyecto en discusión en la Asamblea Legislativa.
A la huelga que plantea la Unidad Sindical por tiempo indefinido, se sumarían los educadores de preescolar, primaria y secundaria, los trabajadores de clínicas y hospitales de la CCSS, empleados del gobierno central, municipalidades, del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), del Instituto Nacional de Seguros (INS) y otras instituciones públicas.
La Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica (FEUCR) manifestó su apoyo a este movimiento.