"En 2007-2012, el saldo primario del gobierno central empeoró 6 puntos porcentuales del PIB. Dos tercios de esta variación pueden atribuirse a un aumento del gasto corriente no financiero (equivalente a 4 puntos porcentuales del PIB), y el resto, a una reducción del ingreso tributario. [.] Se necesita una mejora permanente del saldo primario equivalente al 2.5 - 3% del PIB para estabilizar el cociente de endeudamiento público. [.] Sin embargo, concebir una estrategia de racionalización del gasto será una tarea ardua debido a que el margen de reducción del gasto se encuentra gravemente limitado" (FMI, Opciones para racionalizar el gasto del gobierno central. Noviembre 2013).

Quizás por lo anterior, el Banco Mundial y el FMI (Fondo Monetario Internacional) han aceptado la propuesta del Ministro de Hacienda de reducir el déficit fiscal en 3 puntos del PIB en 2015-2018: 2 puntos vía aumento en la recaudación; 1 punto vía control y reducción del gasto. Aunque yo prefiero precisarlo así: 1 punto vía cambios impositivos, 1 punto vía combate a la evasión y al fraude fiscal, 1 punto vía reducción del gasto.

Sin embargo, en el informe del FMI arriba citado, se exploran cuatro caminos para la "racionalización" del gasto en el gobierno central: 1- disminución del gasto salarial, 2- con especial énfasis en el sector educación, 3- modificando los regímenes de pensiones especiales y, 4- revisando los programas de asistencia social y otras transferencias.

Comentaremos cada ruta en posteriores análisis de dicho informe, así como la visión global que se encuentra en él.

Por ahora, queda claro que el fuerte deterioro fiscal reciente ocurre durante los dos últimos años de la Administración Arias Sánchez y los dos primeros de la Administración Chinchilla Miranda. Este deterioro se estabiliza en los dos últimos años del gobierno anterior y en el primero del actual; pero no parece haber solución sin una reforma fiscal similar a la propuesta por el actual Ministro de Hacienda.

Economista y diputado del Partido Acción Ciudadana.
También por Henry Mora Jiménez: