La comitiva oficial que encabeza Chinchilla, la integran también los ministros Anabelle González, de Comercio Exterior, Enrique Castillo, de Relaciones Exteriores y Carlos Roverssi, de Comunicación quienes permanecerán en Europa hasta el próximo sábado.

Con el presidente Hollande, la mandataria verá la agenda bilateral, espera firmar un convenio de cooperación y presentará un informe sobre el conflicto con Nicaragua y las amenazas del gobierno de ese país contra la provincia costarricense de Guanacaste.

Chinchilla ofrecerá el lunes mismo una conferencia magistral en el programa de Ciencias Políticas de la Universidad de Poitiers. El martes visitarán en la sede de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) donde se reunirán con el secretario, Ángel Gurría.

En París también se realizará una reunión con representantes de la empresa agrícola Syngenta para consolidar acuerdos comerciales con el sector cafetalero cooperativo costarricense.

En el encuentro con el Papa Francisco, previsto para el próximo viernes, al igual que con el presidente francés, Chinchilla aprovechará para exponerle al Pontífice los problemas con Nicaragua por Isla Calero y las amenazas contra Guanacaste del gobierno de Daniel Ortega.

Chinchilla, describió el regalo que lleva para su Santidad como una “hermosa estola que la hicieron manos de mujeres indígenas y mestizas quienes precisamente usaron técnicas muy autóctonas. Crearon figuras propias de nuestra fauna, de nuestra naturaleza y además los colores que utilizaron para estampar las figuras, salen de productos de nuestra naturaleza. El mensaje que le enviamos al Santo Padre con este regalo, es que Costa Rica es un pueblo de gente sencilla, que ama la naturaleza, que le gusta hacer las cosas con sus propias manos”.

Ayer domingo, la Presidenta participó en las celebraciones del 850 aniversario de la Catedral de Notre Dame, y saludó al obispo auxiliar de París, monseñor Eric de Moulins-Beaufort.