• Frente Amplio y PIN acogen oferta de Carlos Alvarado

Gobierno del bicentenario se estructura a toda marcha

El presidente electo, Carlos Alvarado, y su equipo más cercano trabajan aceleradamente en la concreción de acuerdos con las fuerzas políticas representadas en la Asamblea Legislativa, con miras a definir una agenda común y un gabinete multipartidario.

Los partidos Frente Amplio (FA) e Integración Nacional (PIN) ya han manifestado su disposición a formar parte del futuro gobierno, lo que en principio supondría una coalición con cuatro formaciones políticas, al sumar al partido de gobierno (Acción Ciudadana, PAC) y la Unidad Socialcristiana (PUSC), que tenían un acuerdo previo a la elección del pasado domingo.

Por su parte, el Partido Liberación Nacional (PLN), decidió la noche del miércoles negociar una agenda legislativa con proyectos específicos de su interés para los cuales aportaría votos, pero rechazó la posibilidad de incluir a algunos de sus militantes en puestos de la administración pública.

Similar posición ha expresado el Partido Republicano Socialcristiano, que postuló como candidato presidencial al médico Rodolfo Hernández.

 

Frente Amplio: sin renuncia a principios

 

Para la Comisión Política del Frente Amplio, la condición para que las negociaciones sean fructíferas es un acuerdo sobre los principales puntos del programa presentado por esa organización en primera ronda.

Antonio Ortega, secretario general de la agrupación, anticipó que ésta no negociará una renuncia a los principios básicos del FA ni abandonará el trabajo de control político en el plenario legislativo, ni el acompañamiento a los movimientos y luchas sociales.

En esa misma línea opinó el diputado electo José María Villalta: “en el Frente Amplio siempre hemos dicho que para establecer alianzas o coaliciones, lo principal es la agenda programática”.

Patricia Mora, presidenta y actual diputada del Frente Amplio, expresó que este acuerdo “debe de estar cimentado en el compromiso inclaudicable de trabajar por un país donde la riqueza sea repartida con mayores grados de justicia y donde se garanticen los principios de inclusión y solidaridad social. No participaremos de ningún pacto ni componenda que ponga en riesgo eso. Seremos consecuentes con los principios que hemos abrazado desde nuestra fundación. Nadie puede temer traición de nuestra parte”.

 

Negociaciones arrancan con el PIN

 

La tarde del miércoles, la vicepresidenta electa Epsy Campbell y otros dirigentes del PAC se reunieron con representantes del Partido Integración Nacional, encabezados por el diputado electo y líder de la agrupación, Walter Muñoz.

Ambas partes llegaron a un acuerdo para explorar, en los próximos días, los aspectos programáticos comunes y definir posteriormente qué personas del PIN pasarían a integrar el gabinete del presidente Carlos Alvarado.

Muñoz explicó que su partido comparte la propuesta de Alvarado de constituir un gobierno de unidad nacional en el que las diferentes corrientes políticas del país puedan aportar su visión en torno a grandes temas como seguridad ciudadana, seguridad social, reforma del Estado y políticas contra la corrupción, entre otros.

“Veremos si hay coincidencias importantes en estos temas, antes de suscribir un acuerdo definitivo”, advirtió.

 

PLN: desde afuera

El directorio político del Partido Liberación Nacional (PLN), tomó la noche del miércoles la decisión de mantenerse al margen del gobierno del segundo bicentenario (de la Independencia), como lo ha denominado Alvarado, aunque aseguró que ese partido aportará el voto de sus diputados para aprobar aquellos proyectos que consideren positivos para el país.

El diputado electo Carlos Ricardo Benavides, quien será el jefe de la futura fracción liberacionista, explicó que la decisión no excluye el conversar con el PAC y otros partidos sobre una agenda legislativa común.

Sin embargo, la agrupación no aceptaría cargos en el gobierno. “Nosotros creemos que la participación de Liberación Nacional debe estar en la construcción de la agenda nacional y en brindar el apoyo con los votos que tenemos en la Asamblea Legislativa”, apuntó.

El liberacionista dijo que el mandato que el PLN ha recibido del pueblo es ser oposición y que asumirá ese papel de manera constructiva.