En la primera sesión de la comisión que investiga el escándalo de espionaje, que ha afectado hasta a la presidenta Dilma Rousseff, el Senado ha decidido ofrecer seguridad a Greenwald y también a su compañero, el brasileño David Miranda, quien a mediados de agosto fue detenido en el aeropuerto de Londres e interrogado durante más de nueve horas al aplicarle la ley antiterrorista.

El ponente de la comisión, Ricardo Ferraço, contó a sus colegas que, durante una sesión en la Comisión de Relaciones Exteriores, Greenwald había confiado que su casa fue invadida después de la publicación de los primeros reportajes que revelaban el espionaje de la NSA a Brasil. El periodista estadounidense, que trabaja en Río de Janeiro, también dijo que lo publicado hasta ahora al respecto es solo la punta del iceberg y que queda aún mucho por revelar.

La presidenta de la comisión, Vanessa Grazziotin, ha dado a entender que la Comisión va a recoger más material sobre el espionaje a Brasil al mismo tiempo que analizará la capacidad del país de defenderse contra dichas acciones. La senadora afirmó que la revelación de que hasta Rousseff fue objeto de espionaje personal "ha sobrepasado el límite" y que “ha escandalizado a todo el país”.

A las audiencias de la CPI sobre el espionaje serán convocados los ministros de Justicia, Eduardo Cardozo, el de Defensa, Celso Amorim, y el de Comunicaciones, Paulo Bernardo. También será convocado el embajador de EE UU en Brasilia, Thomas Shannon, aunque por su prerrogativa diplomática podría negarse a asistir.

La exigencia por parte de los diputados al Gobierno de protección especial para el periodista y su compañero, ha sido interpretada por los medios brasileños como una demostración de que el país no está a favor de condenar al mensajero cuando la importancia reside en la veracidad e importancia del mensaje revelado. Con ese gesto, comenta la prensa, los congresistas han dado ejemplo de defensa de la libertad de expresión y de la defensa de los derechos humanos, entre los que se cuenta la protección del que aporta con sus informaciones un beneficio a la sociedad.