Las variaciones en los precios de algunos servicios como los alquileres, el costo de la vivienda y la educación principalmente, así como las fluctuaciones de los combustibles y alimentos determinaron el incremento en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) anual que se ubicó en el 5.13%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

El mes de diciembre registró una particularidad, el comportamiento de los precios fue a la baja provocando una deflación, con respecto a noviembre, del -0.21%, por efecto de la rebaja en el precio de los combustibles.

La Canasta de Consumo del IPC incluye 292 bienes y servicios, de los cuales el 51% aumentó de precio respecto a noviembre, el 35% bajó y el 14% restante permaneció sin variación.

Por lo que el cierre anual de la inflación solo 0.13 puntos porcentuales por encima de la cifra prevista por el Banco Central, de entre el 4 y 5%, para 2014.

En el año 2013 la inflación anual fue de 3,68%, lo que marca una visible diferencia pero a la vez, el IPC interanual 2014, denota un logro de la Administración Solís Rivera.