El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres (FOTO: DW)

Preguntado sobre la reunión que inicia mañana, jueves, en Montevideo, el portavoz de la ONU ha dicho que “el secretario general apoya los esfuerzos de la comunidad internacional para ayudar a encontrar una solución política a la crisis en Venezuela", ha dicho la Oficina de Guterres a través de Twitter.

Uruguay y México han propuesto una nueva mediación para intentar impulsar otro diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición, mientras que la UE ha creado un grupo de contacto con el mismo propósito.

El jueves hay prevista una conferencia internacional en Montevideo para abordar este asunto. Guterres había dicho ya en declaraciones a la prensa desde Nueva York, que ha contactado "con los protagonistas de todas estas iniciativas".

Pero aclaró que la ONU no se sumará a ninguna para "dar credibilidad a su continuada oferta de buenos oficios" sobre Venezuela.

Presidente en funciones versus presidente encargado

El pasado 23 de enero, Guaidó, se auto proclamó mandatario interino de Venezuela conforme a la decisión de la oposición de no reconocer el segundo mandato iniciado por Maduro el 10 de enero, por considerar que es fruto de unas elecciones presidenciales, las del 20 de mayo, no democráticas.

Estados Unidos, Canadá y la mayoría de países latinoamericanos, así como numerosos países europeos, incluido España, le han reconocido como tal con la expectativa de que convoque unas nuevas elecciones presidenciales lo antes posible, algo a lo que se ha comprometido Guaidó.

El Gobierno y la oposición se han sentado a la mesa de negociaciones en numerosas ocasiones para buscar una solución consensuada a la crisis política y económica que se desató tras la muerte de Hugo Chávez, en 2013. La última tentativa, explorada entre septiembre de 2017 y febrero de 2018 en República Dominicana, también fracasó.

Maduro ya declaró tras los polémicos comicios del 20 de mayo que estaba dispuesto a retomar el diálogo y lo ha reiterado después del 23 de enero. La oposición ha advertido de que es "otra maniobra para mantenerse en el Palacio de Miraflores”.

(jov (dpa, efe)