Costa Rica tiene ya una política pública sobre manejo de humedales

El gobierno dio a conocer este lunes una política integral para la conservación y el manejo de los humedales, cuyo eje central es la participación de las comunidades y las organizaciones vinculadas al tema.

Vista del humedal río Cañas en Guanacaste.

El ministro del Ambiente, Edgar Gutiérrez Espeleta dijo en el acto de presentación del documento que la recuperación y aprovechamiento sostenible de los cerca de 2.000 humedales del país deben estar orientados a “satisfacer de la manera más adecuada las necesidades de la gente".

El acto fue encabezado por el presidente Luis Guillermo Solís, el ministro Gutiérrez y la representante del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Alice Shackelford.

La política contempla elaborar un inventario nacional de humedales, que ya se está elaborando, y ejecutar acciones de mitigación y adaptación al cambio climático, especialmente con los humedales que se identifiquen como vulnerables, explicó Gutiérrez.

También dispone mejorar la eficacia en la gestión de los humedales mediante mecanismos de coordinación y ejecución institucionales y la participación activa de la sociedad.

"En Costa Rica tenemos miles de humedales que representan el 7% del territorio nacional y esta política ayudará a mejorar la gobernanza y la protección de estos recursos, saldando una deuda histórica con un elemento vital para nuestros ecosistemas", afirmó el ministro.

Los humedales, que son espacios de alta concentración de especies vegetales y animales, enfrentan múltiples amenazas en la expansión de monocultivos como la piña, que provocan contaminación con agroquímicos.

También el cambio climático ha provocado desequilibrios como la proliferación descontrolada del pez león, una especie invasiva y depredadora que está afectando la sobrevivencia de otras especies, especialmente en las aguas del mar Caribe.

El presidente Solís destacó la importancia de la política, pero advirtió que el país debe hacer un esfuerzo por convertirla en acciones concretas. 

Solís dijo que pese a los aciertos que Costa Rica ha tenido en materia ambiental, las zonas protegidas (cerca de un cuarto del territorio nacional) se encuentran en "una situación muy vulnerable" debido a la falta de recursos de protección.

El mandatario admitió que no hay suficientes guardaparques y los que hay no cuentan con los medios adecuados para su trabajo, una situación que su gobierno ha tratado de subsanar con inversiones que, aunque fuertes, siguen siendo insuficientes.